jueves, 13 de mayo de 2010

Sanidad quiere reducir un 20% la sal en embutidos, lácteos y bollería


El Ministerio de Sanidad y Política Social ha presentado un plan de acción para disminuir el consumo de sal entre la población española que incluirá medidas como la reducción del 20 por ciento del contenido de sal en alimentos elaborados como embutidos, derivados lácteos o bollería industrial. Bajo el lema 'Menos sal es más salud', el objetivo del ministerio es reducir de 9,8 a 5 gramos la media de sal consumida a diario por cada español, ajuste que "podría evitar cada año 20.000 accidentes cardiovasculares y 30.000 eventos cardíacos", según ha afirmado la ministra del ramo, Trinidad Jiménez. No obstante, Jiménez ha subrayado que el ministerio se plantea como "objetivo realista" la reducción de un 14 por ciento del consumo de sal de aquí a 2014.

Para alcanzar estas metas, Sanidad está ultimando una serie de acuerdos con la industria alimentaria para la reducción del contenido de sal en los productos elaborados que, según el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido, representan más del 59 por ciento del total de sal consumida por los españoles. Según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid, sólo el 20 por ciento de la sal que se consume en España es añadida por el consumidor (salero o durante el cocinado). Mientras, el 75 por ciento es lo que se conoce como "sal oculta", presente en los alimentos procesados o consumidos fuera del hogar, y sobre los cuales el consumidor tiene "poca capacidad de actuación".

A este respecto, el presidente de la AESAN ha subrayado que, para invertir esta balanza, el plan se centrará en "disminuir el porcentaje de sal en los productos con más alto contenido" y en favorecer, al mismo tiempo, el consumo de productos frescos en lugar de preparados.Así, el ministerio ha anunciado que están ya en marcha iniciativas con el sector de la restauración y se trabaja también con las comunidades autónomas para aplicar estas medidas en los comedores escolares. Por otra parte, se pondrá en marcha una campaña de información para los ciudadanos, con inserciones en prensa, información en la web de la AESAN y la distribución de más de 100.000 folletos.

La hipertensión arterial afecta en España a más de 10 millones de personas, casi el 35 por ciento de la población. Con motivo de la celebración el próximo lunes del Día Mundial de la Hipertensión, el ministerio ha querido poner en marcha una campaña para la reducción del exceso de consumo de sal, directamente relacionado con más del 50 por ciento de las enfermedades cerebrovasculares y con el 45 por ciento de los fallos coronarios, ha explicado la ministra."Como autoridad sanitaria es nuestra responsabilidad y obligación sensibilizar a los ciudadanos sobre el peligro que tiene descuidar su alimentación", ha señalado. Por ello, la Presidencia española de la Unión Europea ha propuesto a los demás Estados Miembro unas conclusiones destinadas a llevar a cabo acciones para reducir el consumo de sal en la población europea, que se espera sean aprobadas por el Consejo de Ministros de Sanidad europeos en junio.

No hay comentarios: