lunes, 13 de julio de 2020

Fundación Unicaja e IBIMA presentan avances en un estudio clave en la detección no invasiva y tratamiento personalizado del cáncer de mama



Fundación Unicaja junto con el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) dan a conocer los primeros resultados del estudio ‘Prevención y detección temprana de recaída en pacientes con cáncer de mama usando muestras de sangre’ tras algo más de un año desde su inicio.
Este proyecto está liderado por el investigador Iñaki Comino y coordinado por Emilio Alba, director del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias (CIMES), también coordinador del Área de Oncología del IBIMA y director de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Oncología del Hospital Regional de Málaga y Universitario Virgen de la Victoria.
El equipo investigador perteneciente al IBIMA y localizado en el Centro de Investigaciones Médico Sanitarias (CIMES) ha desarrollado, con el apoyo de la Fundación Unicaja, un nuevo panel de secuenciación llamado “Panel Málaga” que permite detectar mutaciones tumorales en la circulación sanguínea de una manera ultrasensible.
El respaldo a la actividad del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) responde al compromiso de la Fundación Unicaja con la investigación y el avance en Biomedicina, reflejado en las alianzas que establece con diferentes entidades de los ámbitos de la salud y la innovación. Así, la Fundación Unicaja está apoyando tres proyectos programados por IBIMA con el objetivo común de mejorar el conocimiento científico sobre el cáncer y su tratamiento.

Una simple muestra de sangre para establecer tratamientos personalizados
Sobre el “Panel Málaga” Iñaki Comino ha explicado que “está compuesto por genes frecuentemente mutados en cáncer de mama y utiliza una tecnología que incluye códigos de barras moleculares que posibilitan la detección de moléculas de ADN del tumor en cantidades ínfimas en la sangre”.
Tras las primeras fases del estudio, el equipo investigador ha comprobado que gracias a este panel es posible detectar las mutaciones del tumor en el torrente sanguíneo, demostrando que se podrían detectar otras mutaciones que no son observadas cuando se secuencian las biopsias tumorales convencionales.
El desarrollo del “Panel Málaga” permitirá la caracterización de las mutaciones de los tumores de mama sin procedimientos molestos para las pacientes, con tan solo una muestra de sangre, lo que además podría determinar el tratamiento personalizado para cada paciente desde el inicio de la enfermedad. En este sentido Emilio Alba ha manifestado que “este panel de secuenciación puede ser aplicado durante los tratamientos en los casos más avanzados de cáncer de mama, con el fin de seguir la evolución del tumor ante estas terapias y detectar posibles resistencias a tratamientos de manera temprana”. Esto permitiría la modulación precoz de la terapia contra el cáncer de mama

No hay comentarios: