lunes, 2 de diciembre de 2019

Un nuevo programa nutricional evidencia una mayor eficacia en la pérdida de peso utilizando sustitutivos de comida


 Los programas basados en la sustitución alimentaria y estructurados de manera multidisciplinar han demostrado ser más eficaces para perder peso y lograr su mantenimiento en el tiempo que las dietas hipocalóricas habituales, por lo que su adaptación a la práctica clínica habitual podría ser de gran utilidad en el manejo de esta patología, según se puso de manifiesto durante el simposio “La obesidad como epidemia del siglo XXI: Visiones y soluciones a una misma problemática, España-EE.UU.”, patrocinado por Nestlé Health Science, que tuvo lugar en el marco del 60 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), celebrado recientemente en Bilbao.

La obesidad es una enfermedad cada vez más prevalente y se está convirtiendo en uno de los mayores problemas de salud pública del siglo XXI. Para lograr reducir su incidencia, según afirmó la Dra. Violeta Moizé, dietista-nutricionista especializada en el tratamiento de la obesidad, “es necesario un abordaje integral y continuado basado en nuevas estrategias más efectivas que las utilizadas hasta ahora, que tengan en consideración tres pilares fundamentales: la nutrición, la motivación y la acción”.

“El tratamiento individualizado de la obesidad, basado en una terapia conductual que promueva un estilo de vida saludable, ayuda a lograr una pérdida de peso significativa y a conseguir una reducción de las complicaciones asociadas a obesidad, como la diabetes y la apnea obstructiva del sueño”, según aseveró el Dr. Jamy Ard, profesor asociado de medicina interna y ciencias de la salud pública y codirector del centro de gestión de peso en la Escuela de Medicina de Wake Forest (Estados Unidos). El experto subrayó que “cuanta mayor sea la pérdida de peso y mayor su mantenimiento en el tiempo, mejores serán los resultados para reducir dichas complicaciones”.

El Dr. Ard comentó que a pesar de que muchos estudios para el tratamiento de la obesidad se basan en la restricción calórica, esta conlleva a su vez un déficit de energía que puede acabar afectando a la persona que intenta perder peso. Asimismo, el Dr. Ard expuso los resultados obtenidos en el estudio Optiwin, realizado en Estados Unidos, y presentado en el congreso europeo de obesidad celebrado en Viena en 2018, que demostró una mayor pérdida sostenida de peso con el programa que utiliza sustitutivos de comida Optifast® que con una dieta habitual baja en calorías. “De lo que se trata es de iniciar y mantener una pérdida de masa de grasa mientras se preserva la masa magra y una eficiencia energética mejorada”, apuntó el experto.

Por tanto, el uso de sustitutivos de comida como parte de la estrategia de tratamiento puede ser muy útil para lograr un mayor pérdida de peso, aumentando el número de personas que responden al tratamiento.



Programa Optifast 16: una estrategia centrada en el paciente

En concreto, la Dra. Moizé se refirió al programa Optifast 16, “un programa centrado en el paciente, que ofrece estrategias para alcanzar el objetivo de pérdida y mantenimiento de peso perdido a largo plazo” de forma personalizada, fácil de seguir, y que se realiza bajo la supervisión de un profesional sanitario.

“Este programa intensivo, multidisciplinar y específico facilita la adquisición de hábitos saludables favorables para consolidar la pérdida de peso, y constituye una nueva forma de nutrición beneficiosa para los pacientes”, explicó la experta.

La Dra. Núria Vilarrasa, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Bellvitge (L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona), alertó de que “la obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial que se ha convertido en uno de los problemas de salud pública más importantes en nuestro país. Su prevención y tratamiento precisa la implementación de intervenciones a muchos niveles, incluyendo aspectos sociales, legislativos o educacionales, entre otros”.

En este sentido, “los programas estructurados multidisciplinares han demostrado ser eficaces para perder peso, por lo que su adaptación a la práctica clínica habitual puede ser de gran utilidad en el manejo de esta patología”, aseguró la Dr. Vilarrasa.



Sustitutivos alimenticios en el tratamiento y control de la obesidad

Para el Dr. Ard, las nuevas estrategias en el tratamiento de la obesidad se deberían basar principalmente en un cambio de hábitos y en la utilización de sustitutivos alimenticios, siempre bajo el seguimiento continuado de un profesional.

Según afirmó el experto, los sustitutivos de comida son un componente de dicha estrategia dietética que mejora la probabilidad de una pérdida de peso y un mantenimiento exitosos. “De hecho, está comprobado que los tratamientos contra la obesidad ayudan a las personas a seguir y cumplir con los tratamientos prescritos”, agregó.

Por otra parte, la adherencia dietética a un plan de comidas restringido es, en ocasiones, difícil de mantener. “Para seguir una dieta restrictiva de calorías el paciente necesita mucho autocontrol, que normalmente disminuye con el tiempo”, puntualizó el Dr. Ard. Estrategias como la farmacoterapia, la cirugía o los sustitutivos de la comida pueden contrarrestar este frecuente y común declive”.

El Dr. Ard concluyó que existe ya la suficiente evidencia científica como para afirmar que “los suplementos nutricionales están asociados con una mayor pérdida de peso a corto y largo plazo”.

No hay comentarios: