sábado, 29 de junio de 2019

Los farmacéuticos recuerdan la importancia de una correcta hidratación en verano


 El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Alimentación, ha lanzado la campaña 2019 sobre una correcta hidratación en verano desde las farmacias comunitarias. En palabras de Aquilino Garcia, vocal nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, se trata de una iniciativa que año tras año busca concienciar a la población sobre la importancia de incorporar hábitos saludables a la hora de hidratarse, principalmente en épocas de temperaturas elevadas, y en particular a grupos de población especialmente sensibles a sufrir episodios de deshidratación. “A pesar de que el agua a menudo se trata de manera algo trivial, ningún otro nutriente es tan esencial o necesario en cantidades tan elevadas”, subraya Aquilino García.

La campaña sanitaria en esta nueva edición incluye la elaboración de una infografía y un manual de hidratación desde la farmacia comunitaria. Materiales todos ellos disponibles en Portalfarma.com. “Hemos querido explicar de una forma gráfica y directa qué es la deshidratación, qué grupos de población requieren de una atención más específica y enumerar ocho sencillas pautas o recomendaciones generales para una correcta hidratación”, señala el vocal nacional de Alimentación, Aquilino García.  

Cabe destacar entre las recomendaciones generales la necesidad de preguntar siempre y consultar con el farmacéutico si alguno de los medicamentos que toma habitualmente puede modificar su estado de hidratación. “Es importante concienciar a la población no sólo sobre cómo hidratarse bien, sino también sobre la correcta utilización de ciertos medicamentos, que los hay y que pueden afectar a su nivel de hidratación, aumentando tanto el riesgo de deshidratación como el agotamiento por calor”, apostilla Aquilino García.

Asimismo, la campaña tendrá presencia en Redes Sociales disponiendo de los diferentes materiales gráficos en formatos adaptados para cada una de las redes sociales e incorporando en su difusión el hashtag de la vocalía Nacional de Alimentación - #FarmaAlimentación.

Manual de hidratación desde la Farmacia comunitaria

Con la participación de 9 expertos y coordinado por el vocal nacional de Alimentación, Aquilino García, se ha redactado un Manual de Hidratación desde la Farmacia Comunitaria. Una obra de referencia en el ámbito farmacéutico en el que se recogen las principales pautas de hidratación generales y, específicamente, en cada uno de los grupos de población y de pacientes que precisan un abordaje específico.

Así, el manual de Hidratación aborda pautas de hidratación en lactantes y niños, en personas mayores, en embarazadas y lactantes, en personas que realizan actividad física; así como en personas con insuficiencia renal y en pacientes con insuficiencia cardíaca. El Manual de hidratación incorpora también un capítulo concreto sobre medicamentos ya que debe tenerse en cuenta que el estado de hidratación de una persona puede afectar a la farmacocinética y farmacodinamia de determinados medicamentos.

Entre los principales grupos de medicamentos que pueden afectar al balance hídrico se encuentran los siguientes:

  • Diuréticos: su actividad farmacológica produce un aumento de la producción y eliminación de orina, por tanto, pueden producir deshidratación u otras alteraciones electrolíticas que afectan al estado de hidratación. Es importante aumentar la vigilancia en pacientes tratados con diuréticos, especialmente mayores, en situaciones de ola de calor.

  • Laxantes: especialmente aquellos que incluyen sales de magnesio en su composición o
los que producen diarrea osmótica.

  • Antibióticos: son los responsables del 25% de los casos de diarrea inducida por medicamentos. Es especialmente relevante en el caso de antibióticos de amplio espectro y en personas mayores.

  • Antiácidos: aquellos que incluyen sales de magnesio en su composición por los efectos laxantes de dichas sales.

  • Antihipertensivos: Los IECA y ARA II pueden afectar a la percepción de la sed por lo que su inhibición está asociada a una disminución de la ingesta de líquidos y del volumen de orina. Asimismo, los betabloqueantes pueden alterar el flujo sanguíneo a nivel dérmico y la temperatura corporal, reduciendo la disipación de calor y afectando a la termorregulación.

  • Digoxina: puede producir diarrea, sobre todo en personas mayores en los que la función
renal está afectada dado que este medicamento se elimina por vía renal.

  • Corticoides: los corticoides inducen diuresis potente en personas con insuficiencia cardiaca, aumentan la filtración glomerular y promueven la pérdida de sodio y potasio a través de la orina por lo que pacientes tratados con corticoides, especialmente por vía oral o parenteral, tienen mayor riesgo de deshidratación.

  • Antidepresivos: los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) reducen la capacidad de excretar agua y una disminución de la sensación de sed, la fluoxetina además puede reducir el apetito. Clomipramina, duloxetina venlafaxina y mirtazapina, también reducen la sensación de sed.

  • Quimioterápicos: la diarrea es un efecto adverso muy común (afecta del 50-80%) de los pacientes oncológicos tratados con quimioterapia.

Accede a todos los contenidos íntegros de la campaña sanitaria sobre una correcta hidratación en el espacio creado en Portalfarma.com.




No hay comentarios: