domingo, 25 de febrero de 2018

Seminario sobre nuevos tratamientos en Cáncer de Pulmón y Oncología Personalizada en el HC Marbella



Las nuevas terapias inmunológicas y la medicina de precisión están incrementando la supervivencia del cáncer de pulmón.
• Actualmente, es a nivel mundial el tumor más frecuente, directamente relacionado con el consumo de tabaco. Sólo el 16% de los casos de cancer de pulmón se diagnostican en fases tempranas.
• Gracias a la inmunoterapia se estimula el sistema inmunológico del paciente para que luche contra las células tumorales y cree mecanismos de resistencia.
• La medicina de precisión puede ser más efectiva y menos tóxica que los tratamientos tradicionales para el cáncer de pulmón, pues utiliza medicamentos dirigidos específicamente a las mutaciones de ADN que hacen que el tumor crezca.
Estos son los últimos avances de la oncología por los que prestigiosos oncólogos de toda España se reunieron ayer en HC Marbella International Hospital para debatir sobre los Nuevos Tratamientos en Cáncer de Pulmón y Oncología Personalizada.
El Dr. Santiago Ponce Aix, Jefe de la Unidad de Cáncer de Pulmón del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y el Dr. Manuel Cobo Dols, responsable de la Unidad de Cáncer de Pulmón del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga, fueron los ponentes de este evento, liderado por el prestigioso oncólogo Hernán Cortés-Funes.
Los objetivos que persiguen todos los investigadores en el cáncer de pulmón son fundamentalmente tres:
• Disminuir su incidencia, que sería posible reduciendo el consumo de tabaco -el principal factor de riesgo.
• Hacer diagnósticos más tempranos.
• Desarrollar y aplicar nuevos métodos de tratamiento. Entre ellos, asegura Santiago Ponce Aix, Jefe de la Unidad de Cáncer de Pulmón del Servicio de Oncología Médica del Hospital universitario 12 de Octubre de Madrid “la inmunoterapia y las terapias dirigidas van a jugar un papel muy importante en el tratamiento del cáncer de pulmón”.
Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón:
• Alrededor del 80% al 85% de los cánceres de pulmón son no microcíticos (o cánceres de pulmón de células no pequeñas).
• Alrededor del 10% al 15% de los cánceres de pulmón son microcíticos (o cánceres de pulmón de células pequeñas).
En esta reunión se trataron los avances contra esta enfermedad desde todas las perspectivas clínicas, sin duda serán relevantes la inmunoterapia, la terapia que estimula el sistema inmunológico del paciente para que luche contra unas células tumorales que han conseguido enmascararse y crear mecanismos de resistencia y la medicina de precisión o terapia dirigida, aquella que usa medicamentos dirigidos con precisión a las mutaciones de ADN subyacentes que hacen que el tumor crezca, y puede ser más efectiva y menos tóxica que los tratamientos tradicionales.

-El potencial de la Inmunoterapia
En la cita se puso de manifiesto que la inmunoterapia y sus diferentes combinaciones (con terapias dirigidas, con quimioterapia o entre diferentes fármacos inmunoterápicos) están controlando la enfermedad a largo plazo, sin que haya recaídas, en tumores avanzados o metastásicos de melanoma, pulmón o vejiga. Pero ya se está probando en otros muchos tumores, como el renal, de cabeza y cuello o de mama, y el potencial para encontrar un arma que no solo cronifique, sino que cure la enfermedad está ahí.
En relación al cáncer de pulmón, hace pocos meses el Ministerio de Sanidad aprobó la inclusión en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) de Pembrolizumab (Keytruda®), una terapia inmunológica que ha demostrado su eficacia en el tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico metastásico (CPNC), un subgrupo que representa aproximadamente el 30% de todos los casos. Con este fármaco no sólo responden más pacientes, sino que además tiene un efecto más duradero en el tiempo (porque la inmunología tiene memoria), por tanto, viven más y además, lo hacen con mayor calidad de vida”, explica el Dr. Manuel Cobo, responsable de la Unidad de Cáncer de Pulmón del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga.
…y sus Retos
“El problema está en que no sabemos qué pacientes van a responder a este tipo de tratamientos”, declara el Dr. Cobo. “Probablemente nos estamos equivocando, los oncólogos siempre estamos pensando en el tumor y quizá es el momento de pensar en el sistema inmunológico del paciente para ver cuál va a responder mejor”.
“Otros retos son aumentar la eficacia y vencer las resistencias”, añade el Dr. Cobo. La inmunoterapia beneficia ahora a de un 15 a un 30% de pacientes, según el tumor y tipo de fármaco. Hay que intentar elevar ese porcentaje al menos hasta el 50% y esto se consigue combinando inmunoterapias con terapias dirigidas o quimioterapia”.
“En adyuvancia (tratamiento posterior a la extirpación de un tumor no metastásico) hay estudios en marcha, pero no es una realidad en estos momentos. Es uno más de los retos”.
La buena noticia es que investigaciones recientes han arrojado pistas importantes sobre cómo funcionan estos fármacos y cómo podrían mejorarse.
-Medicina de precisión: interpretar la historia de los genes
La medicina de precisión tuvo también su protagonismo en la reunión científica.
Tradicionalmente, el cáncer se clasificaba en función de su localización anatómica y se establecía el tratamiento en base al órgano afectado: pulmón, mama, colon, piel, sangre, etc. Sin embargo, “sabemos desde hace un tiempo que es más preciso diferenciar cada tipo de cáncer en función del tipo de alteraciones en el ADN que dan lugar al desarrollo de cada tumor”, explica el Dr. Ponce.
Según vamos comprendiendo dichas alteraciones, los tratamientos tradicionales con quimioterápicos van quedando cada vez más obsoletos y son reemplazados por terapias específicamente dirigidas a estos cambios en los ADN responsables del desarrollo de las células cancerosas.
“Identificar las mutaciones en estos genes puede proporcionar información sobre qué tipo de tumor tiene cada persona y por tanto esto es clave para un diagnóstico y tratamiento más preciso y personalizado”, prosigue el Dr. Ponce.
En este sentido, en la reunión se analizaron en concreto los últimos avances en el tratamiento de los cánceres de pulmón no microcíticos con mutación en un gen llamado ALK. Este tipo de cáncer supone alrededor de un 5% de los cánceres no microcíticos Esta mutación se observa con más frecuencia en las personas que no fuman (o que fuman poco). La mutación en el gen ALK produce una proteína anormal ALK que causa que las células crezcan y se propaguen.
Hasta ahora, crizotinib (Xalkori®) era el único inhibidor de ALK aprobado como terapia de primera línea para pacientes con este tipo de cáncer. Aunque este medicamento puede ser altamente eficaz, los pacientes suelen dejar de responder al fármaco después de casi un año de tratamiento.
En 2014, la FDA otorgó la aprobación acelerada para ceritinib (Zykadia®) como tratamiento de segunda línea para pacientes con NSCLC metastático con ALK cuyo cáncer ha empeorado a pesar de tratamiento previo con crizotinib. Otros dos inhibidores de ALK de “próxima generación”, alectinib (Alecensa®) y brigatinib (Alunbrig™), recibieron más tarde la aprobación de la FDA como tratamientos de segunda línea.
Además de ser eficaces en la mayoría de los pacientes que son resistentes a crizotinib, estos inhibidores de próxima generación son también mejores que el anterior al cruzar la barrera hematoencefálica, lo que significa que pueden ser más eficaces contra tumores pulmonares con metástasis en el cerebro.
La aprobación más reciente de ceritinib para pacientes con cáncer metastático de pulmón no microcítico que no ha sido tratado y que tiene una mutación en el gen ALK “refleja el inicio de un nuevo campo de batalla conforme los fármacos de próxima generación se mueven hacia una primera línea”, dijo el doctor Ponce. “La lógica es probablemente que no tengamos que esperar a que alguien presente resistencia o avance en el cerebro. Ahora estamos tratando de usar estos inhibidores de ALK de próxima generación al iniciar”.
A pesar de los desafíos, los oncólogos reunidos en el Hospital HC Marbella creen firmemente que estamos en la cúspide de la era más brillante en investigación y tratamiento del cáncer de pulmón.
Hoy en día, tenemos más razones que nunca para tener esperanza, si bien también nos enfrentamos a grandes retos todavía sin resolver.

1 comentario:

Directorios de empresas dijo...

emocionante el tema os leo de vez en cuando la medicina esta haciendo grandes allazgos en un futuro abra curas,
abogados en murcia