jueves, 26 de octubre de 2017

La inmunoterapia, con las CART, permite un salto adelante en el manejo de la leucemia aguda linfoblástica






La terapia con células CART (Chimeric Antigen Receptor T) es una nueva estrategia de inmunoterapia específica para las células leucémicas que ha demostrado eficacia, por el momento, a largo plazo. “Esta aproximación terapéutica abre una nueva y fascinante era en el tratamiento de la leucemia aguda linfoblástica (LAL) y en otras neoplasias. Lo más importante es que es una opción terapéutica que está en constante evolución, lo que anticipa un futuro muy prometedor”, explica el doctor José María Ribera, jefe del Servicio de Hematología del ICO-Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona, que pronuncia la XXX Lección Conmemorativa Antonio Raichs, bajo el título Leucemia aguda linfoblástica del adulto: de la aminopterina a los CART, impartida en el LIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que se celebra desde el 26 al 28 de octubre en Málaga.

Para el hematólogo, la inmunoterapia, ya sea con anticuerpos monoclonales o con células CART, va a permitir un salto adelante de la leucemia aguda linfoblástica. Lo más importante, en su opinión, “es saber combinar adecuadamente todo el arsenal terapéutico del que disponemos ahora y del que dispondremos en el futuro”.

Objetivo, la curación
Porque el doctor José María Ribera cree que cronificar la leucemia aguda linfoblástica es difícil. “Yo la veo como la enfermedad del todo o nada; es decir, o se cura o se muere. Por lo tanto, los esfuerzos deben ir dirigidos a su curación, ya que hemos demostrado que es posible en una proporción importante de adultos y en la mayor parte de los niños”, recalca el especialista, quien añade que los grandes avances que se están obteniendo son gracias a la combinación de diversas estrategias terapéuticas.

En este contexto se enmarca PETHEMA, el Programa Español de Tratamientos en Hematología de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia. Tal y como describe el hematólogo, proporciona una plataforma de tratamiento de la leucemia aguda linfoblástica común para toda España, lo que garantiza una equidad en el tratamiento de esta enfermedad en nuestro país”.

Además, dicho programa ha permitido analizar y comunicar los resultados del tratamiento, “lo que ha supuesto para el grupo de LAL de PETHEMA visualización internacional y, como fruto de ello, el acceso a protocolos y ensayos clínicos con tratamientos innovadores”.

Líneas de investigación
Dentro de los grupos cooperativos, el doctor José María Ribera destaca los trabajos llevados a cabos en el campo de la investigación traslacional. Aunque se encuentra en fase preliminar, ya se ha visto que las mutaciones en determinados genes, como IKZF1 (o Ikaros) o CDKN2A/B, tienen un significado pronóstico desfavorable en la LAL del adulto de precursores B. “También hemos comparado el perfil genético de la LAL de los pacientes que recaen con el de la LAL en el momento del diagnóstico y hemos observado que en la mayoría de los casos la recaída se originaba en un precursor ancestral al del momento del diagnóstico, lo que confirma los resultados de otras investigaciones”.

El citado grupo también está trabajando en el estudio del perfil genético de las LAL-T, con el ánimo de detectar las dianas moleculares que permitan el acceso a nuevos fármacos en este subtipo de LAL. Además, “hemos establecido una plataforma genética para identificar las LAL con el fenotipo Ph-like, un subtipo de LAL de precursores B de reciente identificación y mal pronóstico, y también estamos en el proceso de validación de la misma para su aplicación en protocolos clínicos”, concluye el especialista.


  

No hay comentarios: