lunes, 12 de junio de 2017

Posibles soluciones a la amenaza global de las superbacterias

La resistencia bacteriana a los antimicrobianos (RAM) ha sido calificada por la Organización Mundial de la Salud y los gobiernos de la mayor parte del mundo como uno de los principales riesgos para la humanidad. Según esta organización, las superbacterias, que han desarrollado RAM, son responsables de aproximadamente 700.000 muertes/año (25.000 en Europa) y, desde el punto de vista económico, se esperan grandes pérdidas por la disminución del PIB, entre un 2 a 3,5%. Con el fin de explicar las causas de esta resistencia y encontrar soluciones al problema, el doctor Miguel Gobernado, especialista en Micriobiología Clínica y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Microbiología y Salud (AMYS) ha ofrecido una ponencia titulada Resistencia universal bacteriana a los antibióticos. Rastreo de soluciones en Bilbao.

Según el doctor Gobernado, las principales causas son la selección natural de las especies bacterianas, el uso excesivo y/o el mal uso de los antimicrobianos en humanos, el mal control de la infección hospitalaria, la presión selectiva de los antibióticos en ganadería, agricultura y acuicultura, el comportamiento de la microbiota intestinal, la liberación de antibióticos en ambientes microbianos por la industria y la fabricación masiva y barata de ingredientes farmacéuticos activos.

El mayor consumo “per cápita” de antimicrobianos tiene lugar en los países ricos, tal y como explica este especialista, pero las tasas de consumo aumentan en las economías emergentes, siendo la mayor parte de la expansión del mercado. Así, por ejemplo, la India es el mayor consumidor de antibióticos con 10,7 unidades por persona, seguido de China con 7,5 unidades.  En los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), se estima que el consumo de antibióticos de 2010 a 2030 aumente en un 99%, lo que representa hasta 7 veces el crecimiento demográfico previsto. A mayor consumo de antimicrobianos, mayor riesgo de bacterias resistentes.

¿Qué sucede con los animales alimentarios?

Los agentes antimicrobianos administrados a animales de granja para profilaxis, promotores de crecimiento o para terapia seleccionan bacterias RAM, que son transmisibles a los humanos vía cadena alimentaria. Estos antibióticos en los EE.UU. suponen el 80% de todas las ventas, y en China, más del 50% de los mismos son para la ganadería e industria de piensos. 

El uso de antibióticos en la acuicultura como aminopenicilinas, macrólidos, aminoglucósidos, fluoroquinolonas y tetraciclinas está en aumento, en palabras del doctor Gobernado, quien ha asegurado que se aplican al agua o alimentos para peces y mariscos, dando lugar a depósitos de genes de RAM.  Los vegetales,  sobre todo las frutas y verduras, sin tratamiento adecuado antes del consumo, y los alimentos fermentados de origen animal y vegetal son también fuente de bacterias con genes de resistencia.

En cuanto a la producción masiva de antibióticos, este especialista ha asegurado que la mayoría de los medicamentos del mundo se fabrican en China y la India. China produce más del 80% de los ingredientes antibióticos farmacéuticos activos (API). La India, que es la tercera industria farmacéutica más grande del mundo, importa el 90% de API de China y tiene grandes compañías farmacéuticas en Estados Unidos y Europa entre sus mayores clientes.

El abastecimiento farmacéutico es complejo, implica un gran número de individuos, productores, empresas geográficamente dispersas, y diversos canales de distribución.  "La presión de los precios bajos, más una regulación débil, lleva a algunas fábricas a un tratamiento inadecuado de los efluentes antibióticos, que terminan en los ríos, aguas subterráneas y en el mar, colaborando a la resistencia de las bacterias", ha señalado el doctor Gobernado.

¿Existen soluciones a la resistencia global?
El rastreo de soluciones hay que dirigirlo, en palabras del especialista en Micriobiología Clínica y miembro de la Junta Directiva de la AMYS, a los ámbitos sanitarios con el control y prevención de la infección, vacunaciones, pruebas de diagnóstico rápido y política adecuada de antibióticos: "Hay que disminuir el consumo de antibióticos en ganadería, agricultura y acuicultura. La industria tiene que controlar los vertidos de residuos antibióticos en ambientes microbianos. Se necesitan cumplir los compromisos y actuaciones mundiales conjuntas para combatir las RAM".

Por otro lado, la supervisión de la FDA y otros organismos reguladores a los fabricantes de estos productos debe superar las dificultades en las inspecciones y todas las compañías farmacéuticas deben incorporase a la Iniciativa de la Cadena de Suministro Farmacéutico (PSCI), y su conjunto de Principios para la Gestión Responsable que abarca cinco áreas, incluyendo el medio ambiente: "Estos principios, totalmente voluntarios, deben contar con sistemas que garanticen en el campo de los antimicrobianos la manipulación, movimiento, almacenamiento, la gestión segura de residuos, emisiones atmosféricas y descargas de aguas residuales".

Por último, el doctor Gobernado ha hecho hincapié en el desarrollo de nuevos antibióticos.  Hace tres meses, la OMS publicó una lista de patógenos para priorizar la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos antibióticos. Los patógenos se han estratificado en 3 grupos: con prioridad crítica A. baumanniiP. aeruginosa y Enterobacteriaceae, resistentes a los carbapenemes o productores de beta-lactamasas de espectro extendido; prioridad alta, E. faeciumS. aureusH. pyloriC. jejuniSalmonella spp y N. gonorrhoeae, por resistencias a la vancomicina, meticilina, claritromicina, quinolonas o cefalosporinas dependiendo de la bacteria que se trate; y prioridad media S. pneumoniaeH. influenzae  y Shigella spp resistentes a la penicilina, ampicilina o fluoroquinolonas, respectivamente.

  

No hay comentarios: