jueves, 15 de junio de 2017

La Fundación Hospitales Vithas Nisa sufraga el tratamiento de neurorrehabilitación de una mujer saharaui


·     Hace dos años que sufrió un ictus que le dejó paralizada la parte derecha de su cuerpo
·     El Hospital Vithas Nisa Sevilla ha sido el encargado de realizar el proceso de rehabilitación
Se llama Cherifa Mohamed Lamin, tiene 28 años, vive en Tinduf, Argelia. A finales de 2015, cuando estaba embarazada de 6 meses, sufrió una preclamsia, hipertensión arterial, que le provocó un ictus y la pérdida del que iba a ser su primer bebé. Como consecuencia de este infarto cerebro vascular la parte derecha de su cuerpo se quedó paralizada, perdió la capacidad de hablar y, como es diestra, cualquier intento de ser independiente, en un lugar del desierto argelino donde hay verdaderos problemas de anemias y malnutrición, especialmente en embarazadas y niños menores de 5 años. 
Cherifa es una de esas mujeres que de niña venía a pasar el verano a Andalucía de la mano de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui, acogidas por familias más que solidarias. En diciembre de 2016, la familia Rosales Jiménez de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) viajó a Tinduf, y se encontró con Cherifa, que ya no era su niña, sino una mujer que apenas podía hacerse entender.
El 13 de marzo de 2017 Cherifa llegó a Sevilla porque la Fundación Hospitales Vithas Nisa se había comprometido a costear su rehabilitación en la Unidad de Daño Cerebral del Hospital Vithas Nisa Sevilla.
El trabajo que han desarrollado los diferentes profesionales del Servicio de NeuroRehabilitación ha sido arduo, sobre todo en el área de Logopedia, ya que Charifa entendía español, pero solo hablaba árabe.
Después de 3 meses de rehabilitación en el Hospital Vithas Nisa Sevilla Aljarafe, y “gracias al entrenamiento de las tareas cotidianas básicas (cuidados personales), el aprendizaje de estrategias compensatorias, el uso de material adaptado y el asesoramiento a los cuidadores principales, se ha conseguido que Cherifa se vista, asee y duche por completo sola, siendo también capaz de colocarse y quitarse su férula de la mano y del pie de manera independiente”, reconoce Myrtha O'Valle, coordinadora del Servicio de NeuRorehabilitación en el citado hospital.
“En todo el proceso rehabilitador la familia de acogida de Cheri (como la conocen sus rehabilitadores) ha sido una pieza fundamental del engranaje”. Siempre asesorados por los especialistas de esta Unidad “han facilitado la generalización del aprendizaje, disminuyendo progresivamente la asistencia que aportaban a Cheri y siguiendo las pautas que se iban dando como complemento al tratamiento en la Unidad”.
Cherifa vuelve a Tinduf el próximo 25 de junio. Tiene “ganas de ver a su familia” y quiere intentar ser madre. Sabe que allí tendrá que seguir con la rehabilitación día a día. Reconoce que ha “avanzado muchísimo”. Ha tenido que aprender a escribir con la mano izquierda. Ahora es “capaz de elaborar recetas sencillas, de servir la comida, de limpiar y organizar la cocina, incluyendo lo máximo posible su brazo afecto”. 
Y da las gracias a “su familia española” y a la Fundación Hospitales Vithas Nisa, porque “gracias a ellos puede ser una mujer independiente en sus quehaceres diarios”. 








No hay comentarios: