sábado, 4 de marzo de 2017

Las necesidades futuras de atención al paciente crónico requieren de un importante enfoque de la medicina sostenible, equitativa y de calidad

  
·      El objetivo de esta edición, que se celebra bajo el lema ‘¡Estamos a tiempo!’, es tratar de implementar o potenciar las estrategias de atención a la cronicidad: Las TIC y la historia clínica electrónica; las recomendaciones “No Hacer” o la comparativa en el abordaje al paciente crónico complejos en distintas CCAA, entre los temas destacados del programa    

·      La cronicidad conlleva la necesidad de establecer nuevos modelos organizativos, que den mayor valor a la coordinación asistencial y estén encaminados a la provisión de servicios integrados para los pacientes, ya que han demostrado ser más eficientes, tener un menor coste y ofrecer una atención sanitaria de mayor calidad

·      En España, el 80% del gasto sanitario está dedicado a los pacientes crónicos y se estima que estos pacientes suponen 6 de cada 10 ingresos hospitalarios y 8 de cada 10 visitas al médico de familia

Casi 20 millones de personas en España padecen al menos una enfermedad crónica. Una cifra que no dejará de aumentar sobre todo si se tiene en cuenta el envejecimiento poblacional (más del 70% de los mayores de 65 años tiene alguna enfermedad crónica y la media de enfermedades por persona se sitúa en cuatro). Dada la importancia que tienen estas patologías, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) organizan por noveno año consecutivo el IX Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico, que se celebra de manera simultánea con la IV Conferencia Nacional del Paciente Activo. Un encuentro cuyo objetivo principal es impulsar un foro multidisciplinar e intersectorial donde pacientes, profesionales y administraciones puedan debatir diferentes estrategias para dar respuesta al gran desafío que constituye la cronicidad.

En nuestro país, el 80% de las consultas de atención primaria y el 60% de los ingresos hospitalarios se deben a estas patologías, lo que supone que este perfil de pacientes copa un gasto sanitario cercano al 80% del total. “Cuando un paciente con una o varias enfermedades crónicas presenta las reagudizaciones de sus cronicidades, entonces la respuesta de los sistemas, de casi todos, es ofrecer unos servicios hospitalarios desproporcionados, y costosos, y además muy desiguales”, señala el presidente de la SEMI, Dr. Antonio Zapatero.

La medicina de familia, a través de la atención primaria, “también experimenta esta desproporción, pero en sentido opuesto, representando solo el 14,6% del gasto en sanidad, cuando en realidad se asume que actúa como puerta de entrada de las personas al Sistema Sanitario atendiendo a cada paciente con una atención integral y con un enfoque generalista y longitudinal”, apunta el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Dr. Salvador Tranche.