lunes, 13 de marzo de 2017

Expertos del 061 abordan en Málaga los retos de la atención a pacientes con patologías cardiacas, ictus, traumas graves y sepsis

 
 
Los centros coordinadores de urgencias y emergencias de Andalucía activan en 1.877 ocasiones los códigos de alerta a hospital para atender a pacientes con estas patologías tiempo dependientes en 2016
 
Profesionales del 061 de Andalucía se han dado cita en Málaga para debatir sobre la actuación de los sanitarios en la atención a pacientes con infecciones graves o sepsis, patologías cardíacas, traumatológicas graves y accidentes cerebrovasculares o ictus, en las que el tiempo de asistencia es un factor clave para la supervivencia de los afectados. Los tiempos de intervención a estos pacientes son limitados, aunque varían en función de cada una de las patologías abordadas durante la jornada y las medidas terapéuticas que están indicadas en cada caso para mejorar su supervivencia están recogidas en los planes integrales de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.
 
Las Jornadas `Procesos Asistenciales, Patologías Tiempo Dependientes´ celebradas en la sala multimedia de la Empresa Pública de Emergencias (EPES 061) en el Parque Tecnológico de Andalucía, se han centrado en el intercambio de conocimientos entre profesionales sanitarios expertos en la atención a estas patologías. El encuentro ha sido inaugurado por Luis Olavarría, director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, que ha estado acompañado por José Díaz-Borrego, subdirector de Gestión Sanitaria del Servicio Andaluz de Salud, quién ha destacado que en estos casos "es fundamental la intervención en tiempo y forma de cada uno de los profesionales que forman parte del proceso de asistencia de los pacientes con estas patologías".

El objetivo de esta sesión ha sido la puesta en común de los protocolos de actuación y de las últimas recomendaciones de práctica clínica para una atención de calidad a estos pacientes. Olavarría ha destacado que la atención a estas patologías requiere planificación y cooperación entre los diferentes intervinientes sanitarios para asegurarse que el paciente tenga la asistencia adecuada, tanto con los recursos intra como extrahospitalarios.
 
La jornada ha estado dirigida fundamentalmente a los profesionales que forman parte de los grupos de mejora de los procesos Cardiológicos, de Ictus y Trauma Grave de EPES. Esta reunión científica ha contado con la presencia de los responsables regionales de los Planes Integrales de Atención a las Cardiopatías y al Ictus, quienes han destacado la importancia de trabajar en equipos de forma interdisciplinar y de la continuidad de la atención entre los diferentes niveles asistenciales.
 
María Dolores Jiménez, directora del Plan Integral al Ictus, ha destacado la dificultad de detección de esta patología, la importancia del código de alerta de las unidades de neurología de los hospitales de referencia para la mejora de la supervivencia de los pacientes y la eficacia de la aplicación de fibrinolisis intravenosa y de la radiologías intervencionista en el tratamiento del ictus. Por su parte, Rafael Hidalgo, director del Plan de Atención a las Cardiopatías de Andalucía, ha destacado la evolución que ha tenido en Andalucía el acceso al tratamiento de reperfusión de los pacientes desde el 2009 con la puesta en marcha del código infarto, que ha tenido impacto en el descenso en la mortalidad, acorde con datos registrados en otros países. Hidalgo ha destacado la importancia del registro Ariam, que permite analizar la asistencia y el tratamiento que reciben los pacientes con patologías cardiacas en nuestra comunidad.
 
Durante el evento, María Ángeles Muñoz, directora de la Unidad de Urgencias del Hospital Universitario Virgen del Rocío, ha expuesto las últimas evidencias científicas en el tratamiento del trauma cranoencefálico grave y ha mostrado los resultados de estudios recientes que indican que el seguimiento de las guías de práctica clínica, como son las guías Nice 2016, ayudan a reducir la mortalidad de estos pacientes.
 
En las jornadas también se ha debatido sobre el manejo de pacientes en shock por sepsis o infección grave, una patología tiempo dependiente en la que es necesario trabajar en su detección precoz desde los equipos de emergencias, según ha manifestado María Victoria de la Torre, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Críticos del Hospital Virgen de la Victoria. Para ello se ha puesto en marcha un código de alerta al igual que los códigos existentes para infartos, ictus y trauma grave, que permite poner en marcha todas las actuaciones necesarias ante pacientes en los que los equipos de emergencias tengan sospecha de Sepsis que puede afectarle a todos los órganos y provocar un fracaso multiorgánico en pocas horas.

Códigos de alerta a hospital
 
Los centros coordinadores de urgencias y emergencias de Andalucía han activado en 1.877 ocasiones los códigos de alerta a hospital para atender a pacientes con estas patologías tiempo dependientes en 2016. De ellos, en 262 ocasiones fueron para pacientes con traumas graves, en 663 casos por sospecha de ictus y en las 942 restantes fueron para pacientes con Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del ST, de los cuales en el 79,4% de los casos estaba indicado llevar a cabo una reperfusión, aplicando angioplastia primaria en los hospitales de referencia en 550 ocasiones y el tratamiento de fibrinolisis para desobstruir las arterias en 198 casos.