lunes, 27 de marzo de 2017

El porcentaje de laparoscopias en cirugías gástrica y hepatobiliar es todavía bajo debido a la complejidad de las intervenciones, según cirujanos españoles

 El empleo de la laparoscopia en cirugías como la hepática o la del cáncer gástrico, tiene aún un bajo porcentaje de implantación en España y  a nivel internacional, según la Asociación Española de Cirujanos (AEC). Esto se debe a múltiples factores, entre ellos la anatomía y localización de estos órganos, la complejidad del proceso quirúrgico y la potencial aparición de complicaciones. Sin embargo, el uso de una técnica mínimamente invasiva en estas operaciones tiene múltiples ventajas, ya que permite una visión aumentada con imágenes de alta calidad, y consigue que el paciente tenga una recuperación más rápida y menos dolorosa.

Ante esta necesidad de formación, la Asociación Española de Cirujanos (AEC) ha puesto en marcha, en colaboración con Takeda, el Curso On-line en Cirugía Mínimamente Invasiva, que se ha celebrado recientemente en el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla). El Dr. Salvador Morales, Vicepresidente primero de la Asociación Española de Cirujanos (AEC) y uno de los directores del curso, afirma que “las cirugías que más han tardado en hacerse por laparoscopia son la cirugía hepatobiliar y la cirugía del cáncer gástrico y esófago. En estas cirugías el porcentaje de empleo de laparoscopia aún es bajo, y por ello, dado el interés creciente en aprender esta técnica, la AEC quiere formar a cirujanos expertos en este tipo de tecnología”.

Más de 200 cirujanos de toda España, Portugal y Latinoamérica han seguido vía streaming la formación, y 10 especialistas han participado presencialmente. Durante el curso se han llevado a cabo tres cirugías en directo: una resección hepática, una cirugía de cáncer gástrico y una pancreatectomía, todas ellas realizadas por laparoscopia.

Mejor visión y recuperación más rápida del paciente
El Dr. Morales explica que sha tardado más en aplicar la laparoscopia en las cirugías hepatobilio-pancreáticas y esófago-gástricas debido a su complejidad. “Son anatomías complejas: el parénquima hepático puede sangrar mucho, el páncreas es muy propenso a desarrollar una fístula y en la cirugía del cáncer gástrico es muy complejo realizar una linfadenectomía adecuada, es decir extirpar todos los ganglios donde puede haberse diseminado el tumor primario”, señala el doctor. En el caso del páncreas además “la anatomía que hay alrededor de la zona es realmente compleja, y hay que liberar e identificar bien los territorios anatómicos para tener muy claro dónde estamos trabajando”.

El vicepresidente de AEC destaca además que “la visión que ofrece la laparoscopia, la cual está aumentada, tiene una calidad que es realmente espectacular para realizar estos procedimientos, especialmente en la actualidad que incluso se dispone de sistemas más avanzados en 4K y en 3D”, lo que supone un “avance realmente importante” respecto a las técnicas tradicionales. Además, el Dr. Morales subraya que, con las cirugías mínimamente invasivas, “la recuperación del paciente es mucho más rápida, el dolor postoperatorio es mucho menor y más confortable, y el paciente se incorpora antes a su vida habitual”.

Durante la formación, los participantes han podido comentar y trasladar en directo sus dudas y comentarios a los cirujanos por medio de un chat. Tras un mensaje de bienvenida por parte del Dr. Salvador Morales y del Dr. Javier Padillo, Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Virgen del Rocío, se llevaron a cabo las tres cirugías en directo. La primera, una resección hepática por vía laparoscópica, fue realizada por el Dr. Esteban Cugat. El Dr. Morales llevó a cabo la segunda operación, que consistió en una gastrectomía subtotal con linfadenectomía por cáncer gástrico. La última, una pancreatectomía distal por vía laparoscópica, fue realizada por el Dr. José María Álamo y el Dr. Gonzalo Suárez.

El curso, que está acreditado, se colgará en una web habilitada donde podrá ser consultado a lo largo de este año por los especialistas que lo deseen. La celebración de esta jornada responde al compromiso de Takeda con los profesionales sanitarios de cirugía, un área a la que la compañía dirige sus esfuerzos y en la cual, en los últimos años, viene apoyando a cirujanos españoles a través de formación.


No hay comentarios: