miércoles, 15 de febrero de 2017

Consejos para evitar lesiones durante la práctica de esquí.

 Hospiten Estepona, coincidiendo con el inicio de la temporada del deporte blanco, y en puertas de la Semana Blanca malagueña, recomienda a las personas que vayan a practicar esquí que se sometan a una revisión de su estado físico de forma previa, fundamentalmente, los deportistas noveles o las personas que padezcan alguna lesión anterior.

Dr.Crespo.jpgEl Jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología de Hospiten Estepona y Algeciras, José María Crespo Rivero, explica que “para la práctica de esquí es necesario un mínimo de preparación física previa que se debe llevar a cabo durante todo el año y no únicamente desde la última temporada de nieve. Por ello, es aconsejable la realización de sesiones de fortalecimiento en domicilio o gimnasio, sobre todo en el tren inferior (cuádriceps, isquiotibiales y cinturón abdominal, estabilizador importante de pelvis y columna lumbar), de manera habitual, con alternancia de deportes más aeróbicos (carrera, bicicleta o natación), que nos permitan obtener un buen fondo físico para disfrutar al máximo de esta disciplina deportiva”.
Desde Hospiten se recuerda que en el caso de estaciones cercanas como la de Sierra Nevada, la altitud se aproximará a los 2.500-2.800 metros, con la consecuente sensación de cansancio por la disminución en la proporción de oxígeno, por lo que una buena preparación física previa podría evitar el cansancio muscular. Además, esta fatiga en las piernas es muchas veces desencadenante de pequeños accidentes que pueden truncar las vacaciones, así como lastrarnos durante una larga temporada con una lesión de rodilla, de muñecas o incluso hombros.
El especialista de Hospiten también apunta que “la alimentación e hidratación es algo poco recordado, pero con una buena recarga de carbohidratos en la cena del día anterior, así como una ingesta adecuada de agua, mejoraría el funcionamiento del cuerpo, evitando pequeños momentos de fatiga que pudieran favorecer la aparición de lesiones puntuales. También conviene llevar encima alguna botella de agua, así como pequeñas barritas de cereales para su consumo durante la práctica del esquí”.
Finalmente, el doctor Crespo aconseja el uso de tejidos térmicos, así como la ropa de compresión, que proporcionará confort y mejoría en el trabajo muscular. Al igual que unos estiramientos suaves posteriores que ayudarán a recuperarse de la sobrecarga muscular. Alguna crema recuperadora muscular, o un baño caliente, también son buenas opciones para el periodo post-esquí.