sábado, 21 de enero de 2017

La medicina integrativa permite tratar enfermedades autoinmunes con tecnología de vanguardia

 La medicina integrativa permite tratar de forma eficaz y no invasiva las enfermedades autoinmunes, tal como ha quedado de manifiesto en la III edición de Fitur Salud. Estas enfermedades han aumentado un 25% en los últimos cinco años, según Biosalud Day Hospital, una de las organizaciones  participantes. Durante la feria se presentan las posibilidades de la medicina integrativa para el tratamiento de estas enfermedades, que aúna la biológica, la convencional y la tecnología más avanzada. Además se dará a conocer la última novedad, un instrumento diagnóstico no invasivo de última generación, Bioscan, que permite analizar el origen de diversas patologías a partir de un estudio de 250 biomarcardores sin extracción de sangre y en sólo dos minutos. La medicina integrativa, por otra parte, tiene cada vez más presencia en el turismo wellness o del bienestar, en el que España ocupa la séptima posición entre los países europeos.

Las enfermedades autoinmunes y las nutricionales, son el principal problema de salud en la actualidad, como afirma Pedro Marijuan, investigador en Bioinformación en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y director del Board of Directors de BioMed Aragón. El sistema inmunitario “se ve influenciado hoy en día por factores diversos como  la industrialización de la alimentación, la contaminación, los acabados en algunas prendas de ropa, el exceso de higiene, el estrés, así como la mayor toxicidad presente en el organismo”, afirma. “Todas estas circunstancias afectan al sistema inmunológico, lo deprimen y lo hacen más vulnerable ante determinadas patologías”, indica Marijuan. En este sentido, una investigación desarrollada por este científico enBioMed  Aragón ha analizado la fermentación del pan en la producción industrial y ha observado que se utilizan impulsores industriales y se acorta el proceso de fermentación, un proceso que  puede producir inflamaciones en la mucosa intestinal y, por tanto, afectar a la salud.

Según este experto, “este tipo de patologías pueden resolverse con la medicina iIntegrativa y unos cambios en los hábitos de vida”. Este enfoque médico es cada vez mayor tanto en Europa como en EEUU, donde el Consorcio de Centros Académicos de Salud para la Medicina Integrativa fue fundado en 1999 y ya cuenta con 60 miembros de reconocido prestigio como las facultades de Medicina de las universidades John Hopkins, Duke y la Georgetown, así como la Clínica Mayo.

Expansión de la medicina integrativa en España
En España, la medicina integrativa se encuentra en expansión para dar respuesta a la creciente demanda de tratamientos de salud wellness encaminados a la consecución del bienestar y de la salud desde una perspectiva más amplia. “El turismo wellness es un sector en auge en nuestro país, pues según los últimos datos ha crecido un 20%”, comenta Mónica Figuerola, directora de Spaincares, plataforma que agrupa empresas del turismo sanitario. España se encuentra entre los países con mayores perspectivas de crecimiento anual en volumen de facturación de Turismo Wellness tanto de Europa como a nivel global (6,2%).

La medicina integrativa “ofrece tratamientos personalizados para aquellos pacientes de todo el mundo que buscan mejorar su calidad de vida, prevenir problemas de salud y reducir los efectos negativos del estrés diario”, apunta el doctor Mariano Bueno, director médico de Biosalud Day Hospital. Se trata del único hospital de día en España de medicina integrativa y regenerativa con alta tecnología para el diagnóstico y tratamiento. Con sede en Zaragoza, en sus más de 30 años ha atendido a más de 25.000 pacientes de toda España y de países como Italia, Kuwait, Emiratos Árabes, Francia, Japón, México, Argentina, Portugal, EEUU, Alemania o Bélgica, entre otros, sobre todo para tratar enfermedades autoinmunes.

La clave de este centro está en la aplicación de la alta tecnología para el desarrollo de tratamientos de biomedicina. “En el caso de las enfermedades autoinmunes, investigamos la causa que las ha desencadenado en cada paciente, con tecnología como la termografía infrarroja digital, analizando la carga genética y eliminando los factores externos y toxicidad que han podido activarla. Además somos capaces de regenerar el tejido dañado por la enfermedad autoinmune”, explica el doctor Bueno.

Para hacer frente a los diferentes factores que pueden favorecer la aparición de estas patologías, como el estrés, han desarrollado programas que incluyen tratamientos para personas con un ritmo de vida muy exigente. “Son pacientes que ya notan problemas funcionales como pérdida de memoria y cansancio derivados del estrés y que quieren reducir el deterioro interno”. Entre las técnicas utilizadas se encuentran la sueroterapia ortomolecular, meso estimulación suprarrenal o fotonterapia, entre otras. “Con estos tratamientos podemos obtener el máximo rendimiento de la persona, según su genética, y a todos los niveles, físico y psíquico”, destaca. Además, han desarrollado un programa para deportistas no profesionales a los que se les realiza un test genético para indicarles qué deporte les viene bien en función de su metabolismo y cuáles son sus necesidades nutricionales y de energía.