miércoles, 28 de diciembre de 2016

Sevilla acogerá en 2017 el XX Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria

Sevilla acogerá en 2017 el vigésimo Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria que tendrá lugar del 29 al 31 de marzo. Se trata de la cuarta vez que este encuentro se celebra en Andalucía, ya que Torremolinos acogió la quinta edición en 1985; Sevilla la décima en 1997; y Almería la décimo quinta en 2007. Así lo ha recordado el consejero de Salud, Aquilino Alonso, durante el acto de presentación de este próximo evento, al que se espera que asistan alrededor de 3.000 congresistas y 200 empresas del sector. En el acto también ha contado con la asistencia del alcalde de la ciudad, Juan Espadas, y del presidente del Congreso, Manuel Huerta.
Durante su intervención, Aquilino Alonso, ha manifestado que el Congreso Nacional de Hospitales se ha consolidado “como una cita ineludible para los equipos directivos sanitarios de todo el Sistema Nacional de Salud y de la sanidad pública andaluza en particular”. Además, ha resaltado el compromiso de las entidades organizadoras del Congreso, SEDISA y ANDE.
La Consejería de Economía y Conocimiento colabora en el Congreso como patrocinador institucional y la Escuela Andaluza de Salud Pública como entidad asociada.
  
Programa articulado en cinco ámbitos
Aquilino Alonso ha felicitado y agradecido el trabajo que han realizado los Comités Organizador y Científico del Congreso, para configurar “un programa en el que han participado profesionales y ciudadanía”. En este sentido, el consejero ha enfatizado que ambos “tienen un papel clave en los planteamientos de mejora de los servicios hospitalarios y del propio sistema sanitario público de Andalucía”.
El consejero se ha referido a los cinco grandes ámbitos de debate y de intercambio de ideas que el programa plantea bajo el lema ‘¿Cómo continuamos progresando?’. La mejora de la experiencia asistencial; la reorientación de la atención a la cronicidad; la garantía de la financiación; la profesionalización de la función directiva; o la investigación y la transferencia del conocimiento.
En este sentido, el consejero ha recordado que el sistema sanitario público de Andalucía ha puesto en marcha sucesivas estrategias de calidad, situando al ciudadano como centro; y que una de sus prioridades es la atención a la cronicidad.
Asimismo, se ha referido a la futura Ley de Garantías y Sostenibilidad, recientemente aprobada en Consejo de Gobierno y que inicia su trámite parlamentario. Se trata de un proyecto normativo que tiene por objeto blindar la sanidad pública andaluza y asegurar los principios de universalidad, solidaridad e igualdad a cualquier persona que necesite asistencia sanitaria, al tiempo que establece medidas de sostenibilidad para asegurar su viabilidad económica, social, ambiental y en el ámbito del conocimiento, la investigación y la innovación.
Otro de los retos del sistema sanitario es contar con equipos de dirección y de gestión cualificados, multidisciplinares, orientados a resultados y comprometidos con los valores inherentes a la sanidad pública accesible y universal.
Finalmente, Aquilino Alonso ha puesto en valor que el sistema sanitario apuesta por la investigación y la innovación, desarrollando nuevas tecnologías y modelos diagnósticos y ha destacado que la I+i en Salud se ha configurado como uno de los sectores de mayor potencial en el motor económico de Andalucía. El Servicio Andaluz de Salud es actualmente la primera entidad española en patentes en el sector salud.
Modelo hospitalario de Andalucía
Andalucía cuenta con una extensa red hospitalaria compuesta por 49 hospitales públicos distribuidos por toda la geografía, que combina hospitales de alta resolución, hospitales comarcales, hospitales de especialidades, y complejos hospitalarios.
El modelo de gestión hospitalaria andaluz ha sido reconocido en los premios nacionales ‘Best in Class’ por su repercusión en la calidad asistencial, y por el esfuerzo en el diseño y ejecución de políticas para mejorar la atención en hospitales. La gestión clínica se orienta hacia los resultados en salud, hacia la eficiencia para lograr la sostenibilidad del sistema, y se fundamenta en la participación y reconocimiento de todos los profesionales de la unidad para organizar los servicios.