viernes, 30 de diciembre de 2016

“La biomecánica reduce el número de lesiones y optimiza el rendimiento deportivo”

  

La biomecánica de la bicicleta es una disciplina a caballo entre el deporte y la medicina, ya que su objetivo es “el estudio del comportamiento del cuerpo humano al interaccionar con la bicicleta. Utiliza conocimientos de mecánica, ingeniería, anatomía, fisiología, y otras disciplinas para resolver problemas derivados de la práctica deportiva, reducir el número de lesiones y optimizar el rendimiento deportivo”, según defiende el responsable de este centro, Salvador Cabeza de Vaca.
Es por eso que “invertir en un buen estudio biomecánico implica ganar en salud y mejorar el rendimiento deportivo”. Por esta razón, el Hospital Nisa Sevilla Aljarafe instala en la Unidad de Salud Deportiva un centro especializado en la biomecánica de la bicicleta.
 
El estudio de la biomecánica de la bicicleta, donde se emplean las últimas tecnologías, está dirigido a todas las personas que practican ciclismo, desde profesionales a aficionados que la cogen en salidas esporádicas de fines de semana.
 
La biomecánica es útil si queremos determinar si la bicicleta que empleamos es la adecuada por sus dimensiones y complementos para adaptarla a nuestra morfología y flexibilidad (se estudian las limitaciones articulares, flexibilidad, posibles dismetrías o defectos posturales entre otros). Si estamos sacando el máximo rendimiento posible a nuestra bici. O si la posición que adoptamos es la correcta para evitar lesiones. 

Salvador Cabeza de Vaca
Natural de Chiclana, Cádiz, ha sido seleccionador nacional de ciclismo en pista, tanto de España como de México, preparador de campeones mundiales de ciclismo como Javier Otxoa, Nancy Contreras, César Neira y María José López. Responsable de formación de Biomecánica de la RFEC o Clasificador Nacional de Ciclismo Adaptado.