martes, 6 de diciembre de 2016

El 43% de los pacientes anticoagulados con antagonistas de la vitamina K se encontraban mal controlados en los últimos 6 meses

En el marco del reciente Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), celebrado en Zaragoza, ha tenido lugar la presentación de los resultados del Estudio Perfilar promovido por la alianza Bristol-Myers Squibb y Pfizer, cuyo objetivo fundamental era describir las características demográficas y clínicas de los pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV) atendidos en los servicios de Medicina Interna de los hospitales españoles, e identificar los criterios utilizados para el uso del tratamiento antitrombótico.

Actualmente, en España, los pacientes que sufren FA –alrededor de 800.000 personas– son tratados en primera instancia con los AVKs, a pesar de que las guías terapéuticas recomiendan los ACODs como primera opción de tratamiento para prevenir el ictus en los pacientes con FANV. Entre los resultados del estudio, se observa que sólo en algunas Comunidades Autónomas, como País Vasco, Murcia, La Rioja o Cantabria, el porcentaje de pacientes en tratamiento con AVKs es muy similar al de aquéllos que estaban en tratamiento con ACODs.

Según el doctor Jose María Cepeda, jefe de la Servicio de Medicina Interna del Hospital Vega Baja de Orihuela, “el estudio Perfilar nos ha permitido conocer mejor las características de los pacientes con fibrilación auricular atendidos en los servicios de Medicina Interna y también cómo los tratamos. Así, hemos podido saber que más del 89% de los pacientes con FA hospitalizados o atendidos en consultas de Medicina Interna reciben algún tipo de tratamiento anticoagulante, a pesar de su elevada edad (80 años de media) y del elevado número de otras enfermedades asociadas que padecen y el riesgo de sangrado que ello conlleva”.

No hay comentarios: