miércoles, 2 de noviembre de 2016

Olaparib (Lynparza®) demuestra un beneficio significativo en términos de supervivencia libre de progresión en el ensayo Fase III SOLO-2

La compañía biofarmacéutica AstraZeneca ha anunciado recientemente resultados positivos del estudio Fase III SOLO-2, diseñado para determinar la eficacia de los comprimidos (300 mg dos veces al día) de olaparib (Lynparza®), como tratamiento de mantenimiento en monoterapia para pacientes de cáncer de ovario con mutación BRCA en recaída platino-sensible.
Los resultados del ensayo, en el que han participado 10 centros españoles y ha colaborado activamente el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), muestran una mejora relevante y estadísticamente significativa en términos de supervivencia libre de progresión (SLP) en las pacientes tratadas con olaparib respecto al grupo tratado con placebo. Además, estos datos respaldan el uso de olaparib en este grupo de pacientes.
Destacar que la mediana SLP en el grupo tratado con olaparib  en el estudio SOLO-2 superó ampliamente la observada en el estudio de mantenimiento Fase II en pacientes con cáncer de ovario en recaída platino-sensible (Estudio 19).
En esta línea, el Dr. Andrés Poveda, coordinador del estudio SOLO-2 en España, presidente del Gynecologic Cancer InterGroup (GCIG) y jefe del Área Clínica de Oncología Ginecológica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), ha subrayado la transcendencia de los resultados en la práctica clínica habitual. “Estamos ante un tratamiento que confirma el aumento de la supervivencia libre de recaída como nunca antes lo habíamos visto. Sin duda, los resultados de este estudio tendrán grandes implicaciones en la práctica clínica, empezando por la revisión de las guías clínicas internacionales y nacionales para su inclusión como tratamiento de referencia”. Además, prosigue este experto, “en este momento y de acuerdo a las aprobaciones de las agencias reguladoras, se podría considerar un tratamiento de elección para este grupo de pacientes. Asimismo, se está investigando el papel de olaparib como tratatamiento único con resultados preliminares muy interesantes y en breve tendremos los resultados del estudio SOLO-1, en el que se estudia los beneficios de esta terapia en primera línea”.
Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Desarrollo Global de Medicamentos y director Médico de AstraZeneca, Sean Bohen, manifestó su satisfacción ante “la clara mejoría en la supervivencia libre de progresión demostrada por olaparib en el ensayo SOLO-2. Vamos a comenzar a trabajar con las agencias reguladoras para hacer que las pacientes con cáncer de ovario puedan disponer de olaparib en comprimidos lo antes posible. Seguimos comprometidos con la investigación y el desarrollo de todo el potencial que ofrece olaparib, tanto en monoterapia como en tratamiento combinado; asimismo estamos volcados en la identificación de todas las pacientes que puedan beneficiarse de este novedoso medicamento”, subrayó.
Los datos iniciales demuestran que el perfil de seguridad de los comprimidos de olaparib es consistente con lo observado en estudios anteriores. Los resultados completos del estudio SOLO-2 se presentarán en un próximo congreso científico internacional. 
Estos resultados positivos refuerzan la recomendación emitida por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) a principios de 2016, al conceder a olaparib la designación de tramitación rápida (Fast Track Designation) para pacientes con cáncer de ovario en recaída platino-sensible, y con mutación del gen BRCA.
Actualmente, olaparib está aprobado por las autoridades europeas y españolas como tratamiento de mantenimiento en monoterapia  para  pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial seroso de alto grado, trompa de Falopio o peritoneal primario, con mutación BRCA (germinal y/o somática), sensible a platino, en recaída, que están en respuesta  (completa o parcial) a quimioterapia basada en platino2.