sábado, 26 de noviembre de 2016

Nace Baby Beatles: ayuda a mujeres a ser madres tras un cáncer

Ayer tuvo lugar en el Vall d’Hebron Instituto de Oncologia (VHIO) la presentación de una nueva ONG de iniciativa privada, creada para ayudar a mujeres que han tenido un cáncer de mama a convertirse en madres.

La organización nace arropada por las instituciones y expertos punteros en el sector. El comité medico está formado por referentes del mundo de la fertilidad y el cáncer, e incluye además una psicóloga, una trabajadora social y una representante de pacientes.

Tras la apertura del acto por parte de la Dra. Manchón, Teresa Ferreiro, fundadora y presidenta de Baby Beatles presentó Baby Beatles y compartió su historia para explicar las razones que le llevaron a fundar la asociación. Con 36 años, y tras un embarazo que no prosperó, Teresa recibió su diagnóstico de cáncer de mama. Una vez superado, retomó su deseo de ser madre. Su edad y sobre todo los tratamientos recibidos para superar el cáncer, lo hacían muy complicado. Gracias a un equipo de médicos fabuloso y a su perseverancia, nació Pol.

Teresa tenía los recursos necesarios para pagarse un tratamiento de fertilidad, pero otras mujeres no tienen tanta suerte, razón por la cual se decidió a crear Baby Beatles: para ayudar a mujeres sin recursos que han tenido cáncer a hacer realidad su deseo de ser madres. Durante su ponencia recalcó que “ser madre es un derecho fundamental. Ya no es suficiente salvar la vida de estas pacientes. Queremos más, queremos una vida normal”.

A continuación, el Dr. Córdoba, ginecólogo experto en patología mamaria en el Hospital Vall d’Hebron y uno de los expertos en cáncer y maternidad a nivel mundial, aportó datos científicos acerca de la relación entre cáncer de mama y embarazo. "Hoy sabemos que el embarazo no perjudica el pronóstico tras un cáncer de mama”.

La Dra. Saura, Jefe de la unidad Mama de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebron e investigadora principal del grupo de mama y melanoma del VHIO, presentó un nuevo estudio que analiza si la interrupción temporal de la terapia endocrina con el fin de permitir un embarazo está o no asociada con un mayor riesgo de recidiva. Ya hay cuatro pacientes del Hospital Vall d’Hebron participando en este estudio, una de ellas ya embarazada. Añadió que "cada vez se hacen más estudios y se habla más de cáncer y de embarazo. Hay esperanza".


El Dr. Gris, Ginecólogo experto en fertilidad en el Hospital Vall d’Hebron y con un amplio currículo de embarazos en mujeres curadas de un cáncer de mama explicó cómo tras un cáncer de mama se puede producir una menstruación precoz, y las opciones de tratamiento y embarazo que estas mujeres tienen.
La Dra. Roca, psicóloga experta en fertilidad habló de lo que suponen, desde un punto de vista psicoemocional, la espera y la esperanza hasta poder optar a un tratamiento de fertilidad, así como de implicaciones de la preservación de fertilidad y diferentes tratamientos. “Hemos visto que la infertilidad causada por un cáncer es más difícil de llevar para las afectadas que una infertilidad no provocada”.

Tras las ponencias, los asistentes tomaron la palabra, con preguntas, historias personales y comentarios que hicieron vibrar a la sala. Frases como “un no ya no es un no” o “necesitamos ser pacientes empoderados y poder decidir frente a las opciones que tenemos”, cerraron el acto.