lunes, 14 de noviembre de 2016

LA ECOGRAFÍA SE GENERALIZARÁ A CORTO EN PLAZO EN EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LESIONES MUSCULOESQUELÉTICAS

La ecografía,  prueba diagnóstica que a través del uso de ondas de ultrasonido permite estudiar las diferentes estructuras blandas del organismo, está comenzando a generalizarse en el ámbito de la traumatología y por tanto en el diagnóstico de lesiones musculoesqueléticas. Su utilización está aumentando de forma muy rápida y se prevé que a corto plazo su uso se generalizará en las consultas de esta traumatología.

Estas afirmaciones han sido realizadas por el Dr. Javier de la Fuente, jefe del Servicio de Traumatología de la Clínica Pakea de Mutualia en San Sebastián durante el IV Congreso conjunto de la Sociedad Española de Rodilla (SEROD) y la Asociación Española de Artroscopia (AEA) que estos días reúne en Bilbao a más de 1.000 especialistas en el campo de la cirugía de rodilla, artroscopia de grandes y pequeñas articulaciones, medicina del deporte, así como personal de enfermería.

El experto ha explicado que la  ecografía “está cobrando un importante auge debido a la mejora de los aparatos y al avance de los conocimientos técnicos y anatómicos. Desde hace ya bastante años se comenzó a emplear la ecografía en el aparato musculoesquelético y en los últimos años el uso de la ecografía en el aparato locomotor está aumentando de forma muy rápida”.

“En Francia o Alemania, por ejemplo, se está utilizando ya actualmente de manera rutinaria. En España hemos ido un poco más lentos pero ya es una realidad que irá extendiéndose de forma muy rápida. El hecho de que su implantación haya sido desigual se ha debido a que se requiere un conocimiento específico y a una generalización de los aparatos”.

Por otro lado, el Dr. de la Fuente ha subrayado que “la población ya conoce qué es la ecografía, su inocuidad y sencillez, por lo que cada vez presiona más para su utilización en el diagnóstico y control de lesiones tendinosas o musculares, por ejemplo en roturas gemelares y de tendones de aquiles o del hombro”.

“Hay ciertas especialidades en las que el uso de la ecografía se ha generalizado con mayor rapidez, como puede ser la ginecología. La mejora de los aparatos y la formación técnica está consiguiendo que la técnica también se esté introduciendo de forma rápida en traumatología. A corto plazo real pasará a convertirse en el “fonendoscopio del traumatólogo”, ha agregado.

En este sentido, el experto ha explicado que España “generalizaremos el estudio de los huesos, que se realiza mediante la radiografía, con el estudio complementario rutinario de las partes blandas que se generalizará con la ecografía y complementará a la resonancia magnética”.

“Supone además un ahorro muy grande en relación con otras técnicas diagnósticas así como de gestión sanitaria. Ir al traumatólogo y que en la misma consulta realice una prueba complementaria de este valor aporta una mejora diagnóstica importante, además de acortar claramente los plazos de diagnóstico y con ello de inicio de tratamiento. Por otro lado, aporta un enorme valor en el caso del control y guiado de la aguja para la realización de infiltraciones o punciones más precisas”. “De aquí a pocos años, la ecografía va a ser un elemento técnico imprescindible para el traumatólogo”, ha concluido el experto.