martes, 8 de noviembre de 2016

El “Día Mundial de la Diabetes 2016” pone el acento en las complicaciones oculares y la detección precoz de la enfermedad

 El Día Mundial de la Diabetes 2016, que anualmente convoca la International Diabetes Federation (IDF) el 14 de noviembre, y que apoya desde nuestro país la Sociedad Española de Diabetes (SED) y su Fundación (FSED), presta este año una especial atención a los problemas visuales que causa esta enfermedad, que ya afecta a más de 400 millones de adultos en todo el mundo, que provoca unos 5 millones de muertes anuales y que consume una gran cantidad de recursos económicos.

La diabetes se ha convertido en un problema de salud pública. Según subraya el presidente de la Sociedad Española de Diabetes, el Dr. Edelmiro Menéndez, “tiene una importancia capital: puede condicionar el futuro de una parte sustancial de la población, así como poner en peligro la sostenibilidad del sistema de atención sociosanitaria”; sin embargo, denuncia el presidente de la SED, “parece ser una enfermedad silenciosa e invisible”. En realidad, añade este experto, “nos encontramos ante una enfermedad crónica que, a pesar de todo, puede prevenirse y tratarse mucho mejor de lo que se está haciendo en la actualidad”.

En este contexto, opina el Dr. Menéndez, “es imprescindible informar a toda la sociedad de la naturaleza y la importancia de esta enfermedad, y así poder luchar contra ella”. Según añade el presidente de la Fundación SED, el Dr. Ramón Gomis, “la celebración de este Día es una forma importante de sensibilizar a la población sobre una de las enfermedades mayor incidencia actualmente en el mundo, que afecta tanto a niños como a adultos”; además, añade, “un acto de este tipo estimula la asistencia (prevención de complicaciones), la investigación (nuevos tratamientos o curación) y la docencia (mejores profesionales)”.

Ojo a la vista

En concreto, la campaña de este año llama la atención sobre el impacto negativo que tiene la presencia de diabetes en el riesgo de desarrollar enfermedades como la retinopatía diabética (RD) o el edema macular diabético (EMD). El objetivo es conservar la visión normal y que no se vea afectada por estas complicaciones derivadas de la diabetes.

Y es que, entre las muchas complicaciones asociadas a esta enfermedad, resultan especialmente frecuentes, preocupantes e incapacitantes las alteraciones oculares. Una diabetes no controlada puede terminar ocasionando ceguera, que es uno de los principales temores que expresan las personas que tienen esta enfermedad. Se estima que un 35% de las personas con diabetes diagnosticada tienen retinopatía diabética y un 7% edema macular diabético.

A los 20 años de inicio de la diabetes, prácticamente el 100% de los pacientes con diabetes tipo 1 padecen algún grado de retinopatía diabética, llegando al 60% en los pacientes con diabetes tipo 2. Por su parte, la prevalencia del EMD difiere según el tipo de diabetes y de tratamiento, según sea: diabetes tipo 1 (11,5%); diabetes tipo 2 tratada con insulina (9,1%) y diabetes tipo 2 no tratada con insulina (4,1%); la incidencia acumulada de EMD a los 25 años de evolución de la diabetes es del 29%.

Las complicaciones oculares son especialmente habituales en la diabetes, limitando significativamente la vida diaria de las personas con esta enfermedad. Por eso, “es importante incidir en que este tipo de alteraciones deben ser prevenidas, siendo imprescindible un control ocular periódico, para iniciar un tratamiento precoz en caso de ser necesario y que asegure unos mejores resultados para preservar intacta la visión”, destaca el Dr. Ramón Gomis, presidente de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes.

Como reconoce Doña Silvia Serrano, gerente de la Asociación Murciana para el Cuidado de la Diabetes (Adirmu), las complicaciones oculares “es algo que nos preocupa muchísimo, porque puede tener consecuencias irreversibles”. Por eso, señala, “trabajamos mucho la educación diabetológica desde nuestra Escuela de Diabetes, para ayudar a todos a cuidarse mejor y a prevenir complicaciones evitables”.

Retos pendientes

La celebración de este Día también ayuda a poner de manifiesto los muchos retos pendientes que quedan por resolver en relación con esta enfermedad. A juicio del Dr. Edelmiro Menéndez, “en primer lugar, se precisa una política más activa de prevención de la obesidad y de la diabetes a todos los niveles; en segundo término, se requiere un diagnóstico mejor y más precoz, facilitando así el inicio más temprano del tratamiento, lo que evitaría complicaciones de la diabetes; en tercer lugar, hay que mejorar la prevención de las complicaciones de la diabetes, desde la afectación visual a la renal, la cardiaca o la vascular, que debe ir necesariamente unida a un tratamiento apropiado y temprano de estas complicaciones”.

Dentro de este amplio listado de tareas pendientes, desde la SED y la FSED también resaltan “la necesidad de disponer de una mejor organización de la atención a la enfermedad, desde la Atención Primaria a la Especializada, reconociendo la importancia de esta atención en el pronóstico”, exige el Dr. Edelmiro Menéndez. Como sintetiza el Dr. Ramón Gomis, el reto principal es “conseguir una asistencia integrada capaz de prevenir las complicaciones de la enfermedad y su mortalidad”.

Y todo ello sin olvidar el aspecto social: “hay que conseguir que las personas con diabetes no sean discriminadas en el aspecto laboral o social”, demanda el Dr. Edelmiro Menéndez.

En esta línea se manifiesta la gerente de Adirmu, Doña Silvia Serrano, quien subraya que “con la celebración de este Día damos visibilidad tanto a las personas que trabajan por ayudar a mejorar la vida de las personas con diabetes (endocrinólogos, médicos de familia, enfermeros, asociaciones, ...), como a las personas que tienen diabetes, sus familiares,

amigos, profesores, ....”; por eso, recuerda, “desde hace muchos años nuestra Asociación, Adirmu, sale a la calle, vestida de azul, a sensibilizar a toda la población sobre lo que es vivir con diabetes”.

Murcia, capital española frente a la diabetes

En esta ocasión, la celebración del “Día Mundial de la Diabetes” tendrá una especial repercusión en Murcia, que se vestirá de azul y donde se concentran los actos principales que desarrollan la SED y la FSED. Como detalla el Dr. Antonio Miguel Hernández, responsable del Comité Organizativo Local, “hemos tenido una gran colaboración por parte de diversas entidades como el Ayuntamiento y la Universidad de Murcia, y se ha trabajado con ambición y mucho esfuerzo para que todos los actos divulgativos, lúdicos y científicos brillen a la altura que la importancia del Día se merece”.

De las numerosas actividades previstas, destaca un espectáculo de la patrulla aérea paracaidista del ejército del aire, lanzándose en avión con los distintivos del día. En la parte divulgativa, habrá talleres relacionados con hábitos saludables y valoraciones oftalmológicas a cargo de profesionales de la Universidad de Murcia, que se acompañarán de actos lúdicos para niños y adultos. En cuanto a la parte científica, se ha previsto la celebración de una mesa redonda sobre retinopatía diabética, que servirá también para hacer un reconocimiento público a personas con diabetes de más 50 años de evolución.

Sobre el problema particular que supone la diabetes en la Región de Murcia, el Dr. Hernández afirma que “las tasas de prevalencia de la enfermedad son similares a las del resto del país, afectando aproximadamente a un 13% de nuestra población y estimándose en un 25% el número de personas con diabetes que refieren complicaciones oculares”. Con todo, incide el Jefe de Servicio Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario "Virgen de la Arrixaca", “para dar una adecuada cobertura sanitaria a esos 160.000 murcianos se están llevando a cabo programas de cronicidad y prevención a nivel de Atención Primaria e implementando iniciativas de desarrollo de Unidades de Diabetes a nivel de la Atención Especializada”.

Desde Adirmu se recalca que la incidencia de diabetes en esta región es muy elevada, incluso en niños. “Trabajamos para evitar nuevos casos de diabetes tipo 2 y para ayudar a niños y padres a convivir mejor con la diabetes, con el apoyo de muchos profesionales de distintos ámbitos”, apunta la gerente de esta asociación de pacientes.

Un problema descontrolado

La diabetes se ha convertido en uno de los problemas de salud más importantes a nivel mundial. Las proyecciones de aumento de personas con diabetes se estiman en un 55% de incremento para el año 2035, pasando de 382 millones de personas en 2013 a 592 millones en 2035.

En España al menos un 13,8% de la población tiene diabetes, aunque prácticamente la mitad lo desconocen. De ahí la importancia de campañas de concienciación e información, así como de la adopción de medidas de cribado y diagnóstico precoz. Y es que, según se pone el acento este año, una detección precoz de la enfermedad no sólo cambia la evolución natural de la misma, mejora el pronóstico de los pacientes y optimiza los resultados de los tratamientos, sino que también previene y/o minimiza la aparición o impacto clínico de las múltiples complicaciones micro y macrovasculares asociadas con esta enfermedad.

Según recomiendan los expertos de la SED, para prevenir cualquier complicación de la diabetes lo más importante es conseguir un buen control de la glucemia. Para ello, el primer paso es adquirir unos hábitos saludables, es decir, seguir una dieta sana y equilibrada así como realizar ejercicio físico regularmente. Si con eso no es suficiente, se dispone actualmente de múltiples tratamientos que “deben adecuarse a cada persona en función de su tipo de diabetes, sus características personales o sus comorbilidades”, recuerda el Dr. Menéndez, que trabaja en el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Central de Asturias.

Sobre el Día Mundial de la Diabetes

Aunque el lema central del “Día Mundial de la Diabetes 2016”, que promueve la Federación Internacional de Diabetes, es “Ojo con la diabetes” (“Eyes on Diabetes”), las actividades y materiales de esta edición se centran, en general, en la promoción de la importancia de la detección para asegurar el diagnóstico precoz de la diabetes tipo 2 y la ágil puesta en marcha del consiguiente tratamiento para reducir el riesgo de aparición de complicaciones graves.

Como se destaca por parte de la IDF, la detección de la diabetes tipo 2 es clave para modificar su curso y reducir el riesgo de complicaciones, recalcando que la detección de complicaciones de la diabetes es una parte esencial de la gestión de todos los tipos de diabetes.

Desde la IDF se ha promovido una iniciativa en redes sociales, bajo el hashtag #Test2Prevent. Además, se quiere alcanzar durante el mes de noviembre 1 millón de pruebas individuales registradas en la página web del “Día Mundial de la Diabetes” (http://www.idf.org/wdd-index/test2prevent.php).

Se invita a que los ciudadanos, a través de un sencillo test traducido al castellano, puedan predecir su riesgo individual de desarrollar diabetes tipo 2 durante los siguientes diez años. El test está basado en el Cuestionario FINDRISC, desarrollado y diseñado por Adj. Prof. Jaana Lindstrom y Prof. Jaakko Tuomilehto (del Instituto Nacional de Salud y Bienestar, Helsinki, Finlandia). La prueba tarda un par de minutos en completarse. Es una forma rápida, fácil y confidencial de conocer el riesgo personal de desarrollar diabetes tipo 2 (Para acceder al test: http://www.idf.org/type-2-diabetes-risk-assessment/?page_id=15).