sábado, 26 de noviembre de 2016

Demuestran el uso beneficioso de la cámara hiperbárica en casos dermatológicos complicados

Especialistas del Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, han presentado este mes, en colaboración con profesionales del Costa del Sol, un estudio realizado a través de casos clínicos dermatológicos complejos que han demostrado los beneficios que puede tener la cámara hiperbárica en algunas patologías de la piel como, por ejemplo, úlceras de diversas etiologías o lesiones de tejidos blandos por radioterapia.

“Las úlceras cutáneas de evolución tórpida (que son las que evolucionan con dificultad) constituyen un motivo de consulta frecuente al dermatólogo, con un deterioro significativo sobre la calidad de vida y con una notable repercusión sociosanitaria y económica”, explica el Dr. Manuel Pérez Delgado, Jefe de la Unidad de Medicina Hiperbárica de Vithas Xanit, que ha participado en el estudio. “La radioterapia es uno de los tratamientos empleados en el cáncer de piel y entre sus complicaciones figura la radionecrosis de tejidos blandos, para la que no existen tratamientos estandarizados. Sin embargo, nuestros pacientes después de meses de tratamiento convencional infructuoso, han sido curados o mejorados considerablemente empleando sesiones de oxígeno hiperbárico”, añade.
Dos de estos casos han sido presentados durante la XXIX Reunión del Grupo Español de Dermatología Quirúrgica, Láser y Oncología Cutánea de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (GECIDOC) celebrada los días 11 y 12 de noviembre en León, donde ha conseguido el premio a la mejor comunicación oral de oncología con la exposición presentada por La Dra. Mª Inés Fernández Canedo, Facultativo de Dermatología del Hospital Costa del Sol. La especialista dio a conocer, a través de este estudio, denominado “Oxigenoterapia hiperbárica alternativa terapéutica en úlceras cutáneas radioinducidas”, su experiencia acumulada en los últimos años en el uso de la cámara hiperbárica en dermatología. “La oxigenoterapia hiperbárica ha supuesto una alternativa terapéutica de gran interés dado sus buenos resultados clínicos en úlceras cutáneas radioinducidas, ya que hasta el momento contábamos con escasos recursos para su abordaje. La comunidad de dermatólogos ha acogido esta novedosa técnica con esperanza ya que abre la puerta al tratamiento de otras muchas patologías cutáneas. El reconocimiento otorgado con este premio nos anima a seguir investigando y colaborando con el Dr. Manuel Pérez, responsable de la Unidad de Medicina Hiperbárica, en beneficio de nuestros pacientes”, ha comunicado la Dra. Fernández Canedo.

“La cámara hiperbárica fue inicialmente diseñada para tratar los accidentes de buceo. Sin embargo, a lo largo de los años su uso se ha ido extendiendo hasta un número creciente de indicaciones médicas corroboradas por la comunidad científica y por la FDA (Food and Drug Administration, USA), como son: la intoxicación por monóxido de carbono, la osteomielitis, las úlceras de evolución tórpida, las infecciones por anaerobios de tejidos blandos, la embolia gaseosa, las lesiones postradioterapia y las quemaduras, entre otras”, explica el Dr. Pérez, quien añade que “el tratamiento con cámara hiperbárica consigue aumentar el oxígeno disponible en la sangre, lo que puede ayudar a los tejidos a combatir infecciones o mejorar la regeneración de los mismos”.
“Normalmente son necesarias entre 20 y 40 sesiones. Si bien las cámaras hiperbáricas han sido utilizadas desde los años 50, su aplicación en éstas y otras patologías sigue siendo relativamente escasa y poco conocida entre la comunidad médica, por lo que periódicamente se realizan tareas divulgativas desde la Undersea and Hyperbaric Medical Society . La cámara hiperbárica del Hospital Vithas Xanit Internacional  es una de las más avanzadas y seguras a en Europa, y recibe pacientes de todo el mundo. Este año cumple sus 10 años de servicio en la Costa del Sol, con más de 2400 pacientes tratados y 7200 sesiones aplicadas”, explica el Dr. Manuel Pérez.