miércoles, 30 de noviembre de 2016

7 de cada 10 embarazadas no hacen un correcto seguimiento de su salud bucodental

Más del 90% de las mujeres se muestran preocupadas por el estado de su salud bucodental durante el embarazo, sin embargo, únicamente dos de cada 10 lleva un correcto seguimiento del estado de su salud bucodental, tal y como se señala el Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2016. Así, sólo dos de cada 10 mujeres embarazadas acuden al dentista varias veces al año, cuando la recomendación es llevar un seguimiento constante durante la gestación para evitar la aparición de problemas dentales frecuentes como la gingivitis gestacional o del embarazo.

El 84% de las mujeres embarazadas, ocho puntos porcentuales más que en 2015, considera que el embarazo afecta a la salud bucodental, pero este grupo de población no lleva a cabo los cuidados recomendados por los especialistas. Del Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2016 se desprende que menos de la mitad de las embarazadas se cepilla los dientes tres veces al día y menos del 6% emplea la seda dental después de cada comida.

“El seguimiento del estado de salud bucodental en las embarazadas es esencial, ya que así el especialista podrá recomendar cómo prevenir la aparición de problemas frecuentes como la gingivitis y cómo tratarlos para evitar complicaciones que puedan perjudicar al bebé”, comenta Patricia Zubeldia, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

Los problemas más comunes en las embarazadas son la gingivitis, para seis de cada 10, las caries, para algo menos de la mitad, y los problemas con la dentadura, para el 16,9%. Cabe destacar la notable disminución de la gingivitis con respecto a los datos del Estudio de Salud Bucodental 2015, con 15 puntos porcentuales menos. Por otro lado, se ha producido un incremento de las caries, con un aumento de más de 16 puntos porcentuales. No obstante, también se dan otra serie de complicaciones propias del embarazo como las erosiones dentales, desgastes en la superficie de los dientes causados por los vómitos, la sequedad bucal y la halitosis, que se da 10 veces más en embarazadas en comparación con la población general.

Salud bucodental y salud general durante el embarazo
Nueve de cada 10 embarazadas consideran que existe una relación directa entre la salud bucodental y la salud general, no obstante, el 17,5% sólo acude al dentista cuando hay un problema y el 15% no incrementa la frecuencia con la que acude a su especialista debido a que no lo considera necesario.

“Está demostrado que las patologías bucodentales repercuten en la salud general, por motivos como la transmisión de bacterias al torrente sanguíneo”, comenta Patricia Zubeldia. Estudios de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) y otros como el de la Universidad Complutense de Madrid (ETEP, Etiología y terapéutica de las enfermedades periodontales) establecen una relación directa entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso al nacer. “Estos informes establecen que la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que pueden inducir el proceso del parto. Existen también trabajos científicos que sugieren que cuando la enfermedad periodontal empeora durante el embarazo, aumenta el riesgo de sufrir un parto prematuro”, explica la odontóloga Zubeldia.

Es esencial que las mujeres embarazadas acudan al dentista para evitar la aparición de estas patologías, en especial entre el cuarto y el sexto mes de gestación, antes de que la madre pueda presentar molestias en la consulta relacionadas con el embarazo. “Lo recomendable es realizar un chequeo tanto desde que la madre es consciente de que está embarazada, como en las diferentes fases o etapas del embarazo, lo que se debe complementar con una higiene bucodental intensificada que implique el cepillado y uso de hilo dental de forma regular, al igual que con una dieta equilibrada”, concluye Patricia Zubeldia.