viernes, 7 de octubre de 2016

Santander acoge una Jornada sobre el manejo adecuado de las personas con enfermedad de Parkinson avanzada

 Neurólogos y especialistas en la enfermedad de Parkinson de Cantabria se darán cita hoy en Santander en una jornada organizada por la compañía biofarmacéutica AbbVie con el objetivo de proporcionales los conocimientos y la formación básica para un manejo adecuado de las personas con enfermedad de Parkinson avanzada. Para ello, contará con profesionales como el doctor Jon Infante, neurólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que expondrán a los asistentes la importancia de identificar los síntomas de la enfermedad y las características que suelen presentar los pacientes en estos estadios avanzados para adaptar el tratamiento.

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante que afecta a más de 160.000 familias en España y a unas 1.500 en Cantabria; de las cuales alrededor del 10% presenta la enfermedad en estado avanzado. Se trata de una patología compleja que cursa síntomas motores (temblor, rigidez, dificultad para caminar) y no motores (alteraciones del sueño, deterioro cognitivo, pérdida de equilibro) y que suelen aumentar en número y gravedad con la progresión de la enfermedad, lo que genera serias dificultades en la vida cotidiana de las personas con párkinson y sus cuidadores. 

Solemos hablar de enfermedad de Parkinson avanzada cuando los tratamientos convencionales (fármacos orales y transdérmicos) no consiguen proporcionar un control satisfactorio de los síntomas que presenta el paciente y su calidad de vida se ve mermada”, afirma el doctor Jon Infante. En cuanto al perfil de estos pacientes, el doctor Infante añade que “suelen ser pacientes en torno a los 10 años de evolución clínica, aunque puede ser antes, con problemas derivados de las fluctuaciones motoras y las discinesias que no se consiguen controlar con la medicación oral, pero que aún conservan durante un breve periodo de tiempo al día una buena repsuesta” .

Durante la reunión, los expertos aportarán una serie de pautas y claves para la identificación de  estas características que, aunque variables, suelen describir el perfil de un paciente en estadio avanzado de la enfermedad. Es importante, por tanto, que éstas sean reconocidas por los propios profesionales, ya que la enfermedad de Parkinson es una afección muy compleja, especialmente en las fases avanzadas y existen tratamientos individualizados que se adaptan a las necesidades de los pacientes. En este punto, los expertos destacan, por tanto, la necesidad de un abordaje multidisciplinar y una atención integral de los pacientes con párkinson.