martes, 11 de octubre de 2016

Más de 200 expertos debaten sobre cómo mejorar el acceso a los anticoagulantes orales directos para reducir las cifras de ictus en España

Con el objetivo de intercambiar opiniones para el mejor manejo de los pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV), se ha organizado en Madrid la reunión “Actúa FANV”, con el impulso de la alianza Bristol-Myers Squibb y Pfizer, en la que han participado más de 200 expertos de Cardiología, Hematología, Neurología, Medicina Interna y Atención Primaria.

En España, aproximadamente 800.000 personas toman algún tipo de tratamiento anticoagulante para prevenir la embolia sistémica o el ictus. El ictus es la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en nuestro país. Además, es la principal causa de discapacidad en la vida adulta y su impacto socio-económico es muy elevado.

Un 4,4% de los españoles mayores de 40 años padece fibrilación auricular (FA), la arritmia cardíaca más común , cifra que se eleva al 17,7% de la población en mayores de 80 años. Según la Sociedad Europea de Cardiología, estos datos podrían duplicarse para 2060. La FA multiplica el riesgo de padecer ictus, evento cerebrovascular que representa la segunda causa de muerte en España después de la cardiopatía isquémica.