miércoles, 5 de octubre de 2016

LOS PEDIATRAS DE ANDALUCÍA Y EXTREMADURA ALERTAN DE LA EXISTENCIA DE MÉDICOS NO ESPECIALISTAS EN PEDIATRÍA EN SUS CENTROS DE SALUD

 “En Andalucía Occidental y Extremadura existe una clara falta de pediatras, aproximadamente, el 30% de las plazas de Pediatría de Atención Primaria están ocupadas por médicos no especialistas en el cuidado de los más pequeños”, asegura el doctor Joaquín Ortiz, presidente de la Sociedad de Pediatría de Andalucía Occidental y Extremadura (SPAOYEX). Por su parte, el doctor Julio Romero, presidente de dicha sociedad en Andalucía Oriental, asegura que “esta situación se agrava en aquellos niños que viven en zonas rurales, más alejadas de áreas metropolitanas”.

Lejos de pensar que se trata solo de un problema de reconocimiento de la especialización de estos profesionales médicos, el riesgo radica, según explica el doctor Fernando Malmierca, vicepresidente de la AEP y coordinador del Día de la Pediatría, “en que la falta de oportunidades de formación en las diferentes áreas pone en grave riesgo el modelo de atención pediátrico tal y como lo conocemos hoy en día”. De hecho, la situación de la pediatría de Atención Primaria (AP) es un claro ejemplo de la debilidad actual que está viviendo el modelo: la saturación en sus consultas y la carencia de oferta de puestos de trabajo en centros de salud han dado como resultado que en torno al 30% de las plazas de pediatría de AP no esté siendo ocupadas por especialistas pediátricos.

Pero el principal temor de los pediatras es que, como consecuencia de esta falta de reconocimiento y formación “en España no podamos mantener los índices de diagnóstico precoz y de supervivencia en patologías graves alcanzados a día de hoy”, resalta el doctor Malmierca. Con el objetivo de destacar “lo que puede parecer una evidencia”, la AEP ha elegido “Recuerda, el mejor médico para el niño es el pediatra”como lema para el Día de la Pediatría de este año, que se celebrará el próximo día 8 de octubre. Y es que “la mejor atención sanitaria para los menores de 18 años está en manos de aquellos profesionales médicos especialmente formados para ello, es decir, los pediatras.

En España existen profesionales pediátricos especializados en diversas disciplinas de la medicina que trabajan a diario por la salud de los más pequeños de nuestro país sin un reconocimiento oficial a su formación por parte de las autoridades competentes. Solo la Neonatología ha sido reconocida recientemente como Área de Capacitación Específica (ACE). La AEP lleva cerca de 30 años solicitando dicho reconocimiento y lo hará incansablemente hasta que este se produzca. “La principal consecuencia del no reconocimiento de las especialidades pediátricas por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como ACE es fundamentalmente la ausencia de una formación específica en aquellas patologías y metodologías que son extremadamente complejas”, asegura el profesor Serafín Málaga, presidente de la Asociación Española de Pediatría.

Actualmente, dos de cada tres enfermedades raras se diagnostican antes de los dos años de edad y prácticamente la totalidad de las enfermedades que se ven en las consulta de reumatología pediátrica están dentro de la categoría de enfermedades raras. “La dedicación y formación de los pediatras especializados en este área ha permitido un mejor reconocimiento de las enfermedades raras y un diagnostico precoz que ha llevado a iniciar el tratamiento antes y con ello, mejorar la calidad de vida de estos pequeños”, explica como ejemplo el doctor Malmierca. Si persiste la ausencia de reconocimiento de las especialidades pediátricas en España, como sí están reconocidas en el resto de la Unión Europea, es muy factible que los reumatólogos pediátricos con los que cuenta España hoy en día, “sean dentro de unos años una anécdota, al igual que sucederá al resto de especialidades pediátricas”.

Sin embargo, el escaso número de profesionales especializados es solo la punta de iceberg de la situación pediátrica actual, puesto que a ello “debemos sumar la carestía de plazas de formación pediátrica vía MIR, que un año más no han alcanzado el número de plazas acreditadas necesarias (se han convocado 413 de las 433 que se necesitan). Por otro lado la inminente jubilación de aquellos pediatras veteranos, pioneros de estas especialidades, que van dejando el sistema sanitario y cuyas plazas no se cubren con especialistas pediátricos, que los hay. Una situación que afecta a todas las especialidades pediátricas, pero sobre todo a los pediatras de Atención Primaria”, señala el doctor Malmierca. En sentido cabe subrayar que el modelo español de asistencia sanitaria al niño con los Pediatras de Atención Primaria, “ha demostrado sobradamente sus éxitos y buenos resultados. Con la carencia actual de pediatras, y la falta de oferta de  plazas de formación pediátrica vía MIR, este modelo está ya en claro peligro de pervivencia”, señala el coordinador de Día de la Pediatría.

Especialistas para 8,5 millones de menores en España
Llegados a este punto- asegura el coordinador del Día de la Pediatría- es vital destacar lo satisfactorio que ha sido durante estos años que los niños críticamente enfermos o con una patología específica (cardiológica, hemato-oncológica, nefrológica, neurológica, etc) hayan sido tratados por pediatras con formación específica en esas patologías, publicándose cada días más resultados tangibles que lo demuestran”. En este sentido, la Sociedad Española de Pediatría Hospitalaria refiere un aumento en la atención de pacientes con enfermedades respiratorias, patología funcional y descompensaciones en niños con patología crónica, pluripatología o con necesidades de alta dependencia. “La razón que se argumenta es que estos niños antes no sobrevivían, y gracias a los cuidados y la atención recibida su esperanza y calidad de vida ha aumentado”, asegura el doctor Malmierca.

La situación de la pediatría en nuestro país, que se refleja en los datos facilitados por las Sociedades de Especialidad integradas en la AEP, muestra una falta de pediatras a la hora de abordar de manera excelente algunos de los aspectos más específicos de la salud de los menores.
En España hay ocho millones y medio de menores de 18 años. De ellos, el 30% padece sobrepeso y cerca de 29.000 está diagnosticada de diabetes; cada año se diagnostican en España 1.100 nuevos casos de tumores malignos en menores de 14 años; el 10% de los niños españoles es asmático y cerca del 6% de los niños españoles tiene algún tipo de alergia alimentaria, una patología que va en aumento cada año. Estas patologías están y deben seguir siendo manejadas por especialistas pediátricos.