lunes, 24 de octubre de 2016

Los farmacólogos clínicos defienden el liderazgo y la responsabilidad de los médicos en la selección y uso de medicamentos

El debate sobre la formación de médicos especialistas en Farmacología Clínica y la contribución de estos profesionales a la sostenibilidad del sistema público de salud y a la investigación sobre los resultados de los tratamientos ha protagonizado la XXIX edición del Congreso de la Sociedad Española de Farmacología Clínica. Más de 160 farmacólogos clínicos se han reunido los días 20 y 21, en el Vall d´Hebron Barcelona Campus Hospitalario, con el objetivo de potenciar la función de estos especialistas médicos en el sistema sanitario. Desde esa perspectiva, los presentes han defendido el papel que deben seguir jugando los farmacólogos clínicos para promover el liderazgo y responsabilidad de los médicos en las decisiones sobre selección y uso de medicamentos, atendiendo a sus responsabilidades ante los pacientes y ante el Sistema Nacional de Salud.

La presidenta de la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC), Cristina Avendaño Solá, ha afirmado que la especialidad está llamada, en el momento actual, a jugar un papel importante, contribuyendo a dar respuesta a los retos actuales en la investigación sobre los resultados de los tratamientos, en el proceso de incorporación de los nuevos medicamentos a la terapéutica y en la futura formación de médicos especialistas.
El doctor Gonzalo Calvo, presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad en Farmacología Clínica, ha reconocido durante el encuentro que la formación adecuada en todas las áreas de conocimiento y competencias que conforman la especialidad “no es fácil en un entorno claramente infradotado de profesionales en Farmacología Clínica”. Esta escasez dificulta, en su opinión, un abordaje completo en algunas unidades acreditadas para la formación de residentes.

“Es fundamental continuar fomentando la movilidad de residentes entre centros formativos y la posibilidad de complementar esta formación con material formativo online para mejorar esta situación. Además, es necesario diseñar estrategias que incorporan a los médicos en los procesos de toma de decisión sobre políticas de medicamentos a través de la colaboración estrecha con las diferentes especialidades y consolidar el todavía incipiente papel de la farmacología clínica más allá del ámbito hospitalario, y potenciar el desarrollo en Atención Primaria”, ha asegurado el doctor Calvo.

Por su parte, el presidente del Comité Organizador del XXIX Congreso de la SEFC y jefe del Servicio de Farmacología Clínica de Vall d’Hebron, el doctor Eduard Diogène, ha propuesto la creación de un modelo específico para evaluar el impacto de los nuevos medicamentos sobre la salud de los pacientes: “Existen dificultades técnicas que complican la recogida de información clínica de pacientes tratados con nuevos fármacos en las condiciones de práctica clínica habitual y también factores culturales que impiden que el SNS destine recursos públicos necesarios para generar información”.

En opinión del doctor Diogène, existen profesionales capacitados en España para desarrollar sistemas de predicción de los posibles efectos de los nuevos medicamentos y de su impacto económico: “El SNS debe generar conocimiento útil para la práctica clínica de la terapéutica farmacológica para comportarse como un comprador inteligente y exigente”.

En este sentido, el doctor Emilio Vargas, jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ha apuntado que la “troncalidad” está produciendo cambios que favorecen la coordinación con otras especialidades médicas. El doctor Vargas ha reconocido que existen problemas de definición y delimitación de competencias al tratarse de una “especialidad transversal”, pero ha señalado que los farmacólogos clínicos poseen unas “habilidades y conocimientos que contribuyen a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y facilitan la investigación de los problemas relevantes que no están en el foco de la empresas privadas del sector salud”.