viernes, 28 de octubre de 2016

Los farmacéuticos inciden en la importancia de la prevención para combatir el Ictus

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Ictus, ha elaborado un Punto Farmacológico nº109 sobre la patología, su epidemiología, tratamientos disponibles, así como el papel del farmacéutico tanto en el ámbito de la prevención de los factores de riesgo como en el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes que han sufrido un ictus. Informe que se encuentra accesible a través de www.portalfarma.com.

La Profesión Farmacéutica se suma así a la celebración del Día Mundial del Ictus —bajo el lema “Enfrentarse a los hechos: el accidente cerebrovascular es tratable”— recordando que la medida global más eficiente en el ámbito del ictus es la prevención; es decir, la actuación sobre determinados factores modificables antes de que se produzca un ictus. 

Las medidas prácticas más eficientes para la prevención del ictus consisten en controlar la hipertensión, la diabetes, la obesidad y los niveles lipídicos, para lo cual el farmacéutico puede prestar, especialmente en el ámbito ambulatorio, un servicio personalizado en la detección y remisión a los servicios médicos correspondientes para su control. El abandono del tabaquismo y la moderación en el consumo de bebidas alcohólicas o su abstinencia completa cuando coexistan varios factores de riesgo, son también medidas fomentadas desde la farmacia, insistiendo en la importancia de realizar actividad física moderada de forma frecuente y llevar una alimentación sana y variada.

Asimismo, la Red Asistencial de Farmacias constituye un recurso sanitario básico en la prevención del Ictus; y la labor que desempeña el profesional farmacéutico es clave en el seguimiento farmaoterapéutico del paciente que ha sufrido ya un ictus, con objeto de evitar su reincidencia.