miércoles, 5 de octubre de 2016

La transformación digital tiene más ventajas que inconvenientes para los profesionales sanitarios

 El sector sanitario no es ajeno al proceso de transformación digital en el que nuestra sociedad se encuentra inmersa y que obliga a las organizaciones no solo a apostar por la tecnología, sino a efectuar un profundo cambio en su cultura y a entender la digitalización como un desarrollo natural.

Bajo el lema “Sociedades Científicas y revolución tecnológica: digitalizarse no es tener Twitter” se ha celebrado la IX edición del Encuentro Multidisciplinar con Sociedades Científicas: Conexión. Este año su objetivo ha consistido en analizar cómo las organizaciones que representan a los profesionales médicos están afrontando el reto de digitalizar la medicina con el fin de aplicar nuevas soluciones a la práctica clínica que, a su vez, repercuta en beneficio del paciente. Cada año, esta cita reúne a más de 40 presidentes y miembros de las Juntas Directivas de las distintas Sociedades Científicas de nuestro país.

Para entender mejor cómo se ha llegado a esta transformación, el doctor José Luis Puerta, Coordinador del Área de Antropología médica en Centro Mixto UCM-ISCIII, ha realizado una revisión histórica de los grandes hitos que más han contribuido al avance científico de la Medicina. Y ha comentado que “actualmente nos encontramos inmersos en una revolución, la llamada ‘Revolución digital’, consecuencia de las inmensas posibilidades que ofrece la tecnología y sus numerosas aplicaciones en el campo de la clínica. Sin embargo, hay que tener cuidado para no deshumanizar nuestra labor con los pacientes. Tenemos que poner la tecnología al servicio de una medicina más personalizada y curativa, sin olvidar su faceta humana”.



Esta evolución supone una nueva forma de trabajar para los profesionales sanitarios  y también de comunicarse y relacionarse con el paciente, quien asimila la transformación haciendo uso de nuevas herramientas sanitarias. Es decir, el modelo tradicional paternalista en la relación médico-paciente ha cambiado debido a la divulgación científica entre los ciudadanos.

Al respecto, Genís Roca, experto en transformación digital y director de la consultora RocaSalvatella señala “siempre que la Humanidad ha cambiado la manera en que se transmite la información ha habido cambios sociales y de poder. Hoy está ocurriendo lo mismo en la sociedad digital. Nuestra sociedad es más abierta porque necesita compartir información”. Y añade “cada sociedad elige la tecnología que necesita en función de sus necesidades sociales, económicas y políticas”.

En este marco, y según se ha debatido, los retos actuales que plantea la digitalización en salud son la reducción de los tiempos de prestación de la atención sanitaria, manejar el ingente volumen de datos que proporciona la tecnología, la orientación de la medicina a la prevención más que a la reacción y trasladar a los ciudadanos información clara y entendible sobre salud.

Pero, sin duda las nuevas tecnologías presentan más ventajas que inconvenientes para los profesionales sanitarios a la hora de superar la barrera espacio-tiempo, relacionarse con colegas para compartir conocimiento y realizar diagnósticos más precisos. Entre las barreras, los participantes han señalado la necesidad de nuevos perfiles de profesionales y el nuevo marco legal a la hora de privacidad y uso legal de los datos.

En este sentido, el doctor Martín Lázaro Quintela ponente en el encuentro y vocal de la Junta directiva de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) señala “la digitalización ha aportado grandes ventajas en la historia clínica a la hora de ver pruebas, seguridad para el paciente y comunicación entre especialidades, entre otras. Por otra parte,  la comunicación 2.0 nos permite una mayor interacción, compartir información y experiencia, y consultar dudas”. Y añade: “ahora gracias al big-data vamos a disponer de una gran cantidad de información relevante de lo que ocurre con los tratamientos y comportamientos de enfermedades en la vida real y no solo en la condición ideal del ensayo clínico”.

Por su parte, el doctor Vicente Caballero ponente también en Conexión y coordinador del Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnologías de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) considera “ las nuevas tecnologías nos aportan ayuda a la asistencia clínica, en formación, conocimientos y movilidad, un trabajo más colaborativo entre profesionales de la salud y forman y empoderan a nuestros pacientes, preparándonos para retos como por ejemplo el que suponen las enfermedades crónicas”.

Entre las conclusiones se ha destacado que la transformación digital tiene que acercar a médicos y pacientes para una mejor atención sanitaria.

Según Beatriz Faro, directora general de Pfizer “como compañía pionera en innovación, Pfizer mantiene un sólido compromiso con el conocimiento tecnológico y su divulgación. En esta edición del Encuentro Conexión hemos querido ir más allá de lo que representa la tecnología en sí, es decir, hemos analizado cómo la transformación digital ha cambiado las organizaciones, la manera de trabajar y relacionarnos y en qué punto de esta transformación digital se encuentran las Sociedades científicas y cómo afrontan el futuro en esta materia”


Los ciudadanos ante la e-sanidad
En el encuentro se ha presentado el estudio ‘Los ciudadanos ante la e-sanidad’ realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo que ha recogido la opinión de 5.000 personas.

Según estos datos, el 91% de las personas que buscan información en Internet creen que el médico es la fuente más fiable. Por lo tanto, según se ha puesto de manifiesto en el encuentro las Sociedades Científicas, como garantes del conocimiento, tienen la obligación de facilitar información al paciente.

Pero, los datos presentados también plantean que solo el 50% de los internautas que consultó información sanitaria en la red comprendió lo que se quería transmitir por lo que esta información debe ser fiable, clara y entendible. Las cuestiones más consultadas en Internet acerca de salud giran en torno a Nutrición (54,2%), diagnóstico propio o de algún familiar (52,1%), síntomas (50%), servicios de salud (46,5%) y e información de medicamentos (46,4%).