miércoles, 5 de octubre de 2016

La Fundación Philips, la Fundación curArte y el Hospital Vall d´Hebrón , presentan "Imatgina", un concepto avanzado de humanización en Radiología Pediátrica



Se ha presentado hoy en el Hospital Vall d´Hebrón de Barcelona, “Imatgina”, un concepto avanzado de “humanización” en Radiología Pediátrica, para mejorar la experiencia del niño ante las pruebas diagnósticas. Este proyecto es resultado de la colaboración entre la Fundación Philips, la Fundación CurArte y el Servicio de Radiología del Hospital y es el primer proyecto de humanización en incorporar de manera integrada tres elementos: ambientación, educación y “gamificación”.

Con esta iniciativa se pretende mejorar la experiencia de los niños y niñas que acuden a hacerse pruebas radiológicas, en un entorno amable que aleja la incertidumbre y el miedo que habitualmente van asociados a este tipo de intervenciones, no sólo para los pequeños pacientes sino también para sus padres y cuidadores.

“Imatgina” se basa en tres pilares clave: educación, “gamificación” y ambientación, establecidos tras consultar las opiniones tanto de las familias como de los profesionales médicos del centro. Las áreas de intervención son las zonas de radiología y ecografía pediátrica, incluyendo los pasillos de acceso a las distintas zonas de consulta y la máquina de TAC, ahora convertida en una nave espacial.

En opinión del Dr. Manel Escobar, Jefe de Servicio de Radiología Pediátrica del Hospital Vall d’Hebron, “este proyecto mejora la experiencia del niño ante la prueba radiológica porque lo hace partícipe del proceso. Y esto no es solo beneficioso para el paciente, sino que también para los familiares y profesionales, que se encuentran con un paciente más relajado y con grandes expectativas sobre lo que se va a encontrar en la sala de radiología”. Gracias a esta iniciativa hemos logrado reducir en un 75% la dosis de anestesia, frecuentemente suministrada a los pacientes cuando se encuentran nerviosos y no nos permiten realizar prueba en condiciones.

“La Fundación Philips se enorgullece de asociarse con el Hospital Vall d´Hebrón y la Fundación CurArte en esta iniciativa. El objetivo de la Fundación Philips es combiner el conocimiento en innovación de Philips con el de nuestros socios para crear soluciones que sean verdaderamente significativas y tengan impacto en la vida de las personas. Mediante el uso de un diseño innovador y la “gamificación”, esperamos mejorar la experiencia de los pacientes más jóvenes y sus familias en el hospital en momentos a menudos inciertos”, explicó Ronald de Jong, Presidente del Consejo de la Fundación Philips

Un proyecto basado en la opinión de los pacientes y los profesionales médicos

Las pruebas de diagnóstico son una fuente de ansiedad y miedo para los pacientes pediátricos, sus padres y cuidadores. A la ya compleja situación que implica un problema de salud y la incertidumbre ligada a su diagnóstico, existe en general un elevado desconocimiento de las pruebas y de la tecnología usada, que puede resultar imponente para un niño.

Por ello, se pusieron en marcha entrevistas personalizadas a niños y padres, así como focus groups con profesionales. Así, el proyecto ahondó en las circunstancias que rodean este tipo de pruebas. Se constató que la falta de información y de entornos amigables y lúdicos son elementos que convierten estas experiencias en negativas.

A la luz de esta información, la Fundación Philips, la Fundación CurArte, y el Servicio de Radiología Pediátrica del Hospital Vall D’Hebron,  desarrollaron una serie de herramientas para impactar positivamente en el bienestar de los pacientes y sus familias.

Un elemento fundamental de “Imatgina” es la información y la educación para el paciente, en este sentido, se ha diseñado ScanKids, una aplicación gamificada destinada a niños de entre 6 y 12 años El objetivo de la aplicación es conocer qué pueden esperar y perder el miedo a las pruebas. La app les enseña, con términos comprensibles un público infantil y animaciones 3D de las salas y de la tecnología de imagen radiológica, qué pasos tienen que seguir en cada momento y qué pueden esperar de cada prueba.

ScanKids incluye las cinco pruebas de diagnóstico por imagen más habituales para los niños en un hospital: Rayos X, TAC, Resonancia Magnética, Ecografía y Telemando. Los pequeños, guiados por sus padres, cuidadores o profesionales sanitarios, deben elegir la prueba y la zona anatómica que se va a analizar. A partir de ese momento, un personaje, niño o niña, les acompaña en todos los pasos a seguir.

Al finalizar la explicación de las pruebas, hay dos juegos relacionados con la anatomía que permiten entretenerse y aprender. 

Los niños y sus padres tendrán información desde el momento de la citación, sobre la descarga de la aplicación que estará disponible en castellano y catalán.


Un viaje al espacio exterior

Por último, también es clave la ambientación de la sala de espera y la propia sala de TAC, primera en contar con este concepto de forma integral,  basada en los personajes de la aplicación y usando elementos gráficos y juegos de luz de color.

La temática elegida para abstraer a los niños de las paredes blancas y luces frías típicas de un hospital ha sido el espacio. Se han creado ilustraciones que les transportan a una aventura galáctica en la que ellos, junto con los personajes del videojuego, se convierten en astronautas a la conquista de su bienestar.  El TAC se convierte en sí mismo en una nave espacial que, combinado con la iluminación inteligente de la sala, hace de la experiencia del niño algo mágico y espectacular.

“La Fundación CurArte ha querido aportar a este proyecto toda su experiencia de 10 años en ambientación y desarrollo de espacios amigables para el paciente pediátrico, así como avanzar en otros aspectos de la experiencia del paciente que ayuden a mitigar miedos e incertidumbres”- ha señalado Pilar García Valdés,  Directora de la Fundación CurArte- “ La oportunidad de hacerlo con dos socios del prestigio y el conocimiento como la Fundación Philips y el Hospital Vall d’Hebron hacen este proyecto singular y un hito en la humanización de la atención sanitaria”

La iluminación inteligente obedece a los gustos del propio paciente, cambiando de color según lo que a él le parezca más agradable o relajante. Además, se han instalado textiles luminosos en la sala de espera, que incorporan un elemento decorativo sorprendente e innovador, así como iluminación funcional LED más cálida y agradable en las zonas de acceso.
    
El proyecto has sido financiado íntegramente por la Fundación Philips y desarrollado por la Fundación CurArte, contando con el conocimiento de los profesionales del Hospital Vall d’Hebrón y la experiencia de Philips de más de 100 años en el área sanitaria y de la iluminación.

Humanizar la radiología

Por otro lado, y con independencia del proyecto Imatgina, el Hospital Materno Infantil VH entiende que un elemento fundamental de la humanización en radiología es la seguridad del paciente y, en este sentido la reducción al máximo posible de la radiación en las pruebas de imagen; por eso el hospital dispone de los últimos avances en este ámbito. Mediante la denominada tecnología de “reconstrucción iterativa” su TAC iCT 256 usado en las pruebas pediátricas consigue una calidad y precisión en la imagen hasta ahora nunca vista usando  protocolos de Ultra Baja Dosis, cercanos a las de  una simple radiografía de tórax.