miércoles, 19 de octubre de 2016

IGENOMIX E IVI, PREMIADOS GRACIAS A UN ESTUDIO ACERCA DE LA RECEPTIVIDAD ENDOMETRIAL

El profesor Carlos Simón, director científico de Igenomix e IVI, ha presentado hoy en el 72º Congreso Anual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), que se celebra estos días en Salt Lake City (Utah, EE. UU.), un estudio prospectivo y aleatorio, titulado Prospective, randomized study of the endometrial receptivity analysis (ERA) test in the infertility work-up to guide personalized embryo transfer versus fresh transfer or deferred embryo transfer que confirma que el test ERA, utilizado hasta ahora solo en las pacientes más difíciles, se asocia a una mejoría significativa en la tasa global de embarazo, situándola en el 85% en aquellas transferencias personalizadas de acuerdo a los resultados del test. Además, la Sociedad de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad (SREI) ha reconocido al estudio con el premio Prize Paper en el marco de este congreso.
El test ERA (Endometrial Receptivity Analysis) está basado en el análisis de la expresión de 238 genes en el endometrio, que permite conocer la receptividad o no de este a la hora de realizar la transferencia embrionaria, ha mejorado en los últimos años el pronóstico reproductivo de muchas pacientes con una ventana de implantación desplazada. Este método diagnóstico, desarrollado, entre otros, por la Fundación IVI y varias de sus clínicas, y patentado y comercializado actualmente por Igenomix, concreta cuándo es el momento óptimo para transferir el embrión en cada caso, llevando verdaderamente la personalización del tratamiento a la clínica de reproducción.
“La personalización del factor endometrial de la pareja infértil debe ser considerada antes de comenzar el tratamiento para aumentar su éxito reproductivo, eso es lo que nos dice este estudio. El ERA puede ahorrar tiempo, pruebas costosas y diagnósticos, siendo determinante para que una transferencia embrionaria sea satisfactoria y el embrión implante en la ventana de tiempo indicada”, ha explicado el profesor Simón, tras la presentación de este estudio, realizado por científicos de IVI e Igenomix, en el que han participado 356 pacientes, menores de 38 años, entre los años 2013 y 2016, tratados en diez centros de reproducción ubicados en cinco países distintos (España, Bulgaria, Bélgica, Panamá e Italia).
La Literatura dice que la receptividad endometrial se da en un periodo limitado en el tiempo, entre los días 19 y 21 del ciclo menstrual estándar, que es conocido como “ventana de implantación”. En un ciclo natural, la ovulación y el desarrollo del endometrio están sincronizados para que la ventana de implantación esté abierta justo en el momento en el que puede haber un embrión preparado para su implantación. En reproducción asistida esa ventana se puede ver desplazada y es necesaria la personalización del tratamiento para poder saber el momento óptimo.
“El desarrollo de nuevas tecnologías ‘ómicas’ junto con el análisis bioinformático de los datos, está dirigiéndonos hacia una nueva comprensión de la receptividad endometrial y su relación con los tratamientos de infertilidad. Según los datos aportados por este estudio, toda pareja menor de 38 años con factor endometrial tiene indicación para realizarse el test ERA, pues su pronóstico reproductivo puede mejorar en un 24% si la transferencia embrionaria se realiza el día recomendado por el test”, ha añadido el profesor Simón.
El test ERA es actualmente la única herramienta de diagnóstico molecular del estado endometrial que existe y, además de mejorar la tasa de embarazo significativamente, en los últimos cuatro años ha ofrecido una solución a más de 10.000 pacientes para las que con la práctica habitual no había respuesta.