lunes, 24 de octubre de 2016

Hospital Universitari Dexeus se suma al programa E-Quality para mejorar la calidad de vida del paciente anticoagulado

El Hospital Universitari Dexeus-Grupo Quirónsalud se ha sumado al programa multidisciplinar E-Quality, impulsado por la alianza BMS-Pfizer, con el que se pretende involucrar a todas las especialidades implicadas en el seguimiento y asistencia del paciente anticoagulado (Cardiología, Medicina Interna, Hematología, Neurología, Urgencias o Cirugía Vascular).

A través de este programa, se pretende poner en marcha una serie de protocolos clínicos y de actuación, que permitan detectar áreas de mejora y ahondar en la formación de los profesionales sanitarios para garantizar el correcto manejo del paciente y la prevención de eventos como el ictus o la trombosis.

Tal y como ha explicado la doctora Amparo Santamaría, hematóloga del Hospital Universitari Dexeus, E-Quality contribuye a “crear prácticas clínicas de excelencia que permiten la prevención, así como un diagnóstico más rápido y preciso de la trombosis, incluyendo para ello el acceso a los mejores tratamientos anticoagulantes”. De este modo, ha añadido, “se mejora de forma significativa el pronóstico de los casos de trombosis y embolia pulmonar, y se evita que vuelva a ocurrir, además de que se reduce la incidencia del ictus”.

El tratamiento con anticoagulantes está indicado especialmente para personas que padecen fibrilación auricular (FA), la arritmia cardíaca más común, que afecta al 4,4% de los españoles mayores de 40 años, cifra que se eleva al 17,7% de la población en mayores de 80 años. La FA multiplica el riesgo de padecer ictus y trombosis. En este sentido, la doctora Santamaría ha señalado que nos encontramos en una nueva era, con fármacos seguros sin necesidad de realizar unos controles exhaustivos.

La implantación del programa E-Quality en el Hospital Universitari Dexeus viene a confirmar el liderazgo de este complejo sanitario en la prevención del ictus y la trombosis y sirve para reafirmar su compromiso con la educación de los facultativos y la salud de los pacientes anticoagulados. Según ha concluido la hematóloga,“los principales beneficiados serán los pacientes, ya que así obtendrán acceso al mejor tratamiento disponible y podrán, de este modo, mejorar su calidad de vida”.