viernes, 21 de octubre de 2016

Expertos analizan las fórmulas para mantener el nivel de formación sanitaria, clave para asegurar la calidad asistencial

  
·        Dados los continuos avances que se producen en el campo del diagnóstico in vitro, la formación de los profesionales resulta imprescindible

·        La entrada en vigor del Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria ha suscitado expectación entre las sociedades científicas ante los cambios que pueda suponer de cara a la formación de los profesionales

·        La SEQC y FENIN promueven el debate para encontrar una solución consensuada entre todas las partes implicadas que garantice la formación profesional, en beneficio del paciente

 Tras la entrada en vigor del Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria, que supone, entre otros aspectos, la publicación de los pagos realizados por los laboratorios a los profesionales sanitarios para la realización de actividades formativas y reuniones científico-profesionales (cuotas de inscripción, desplazamiento, alojamiento, etc.) se ha generado una incertidumbre sobre si estos deben tributar dichas partidas, y en este caso cuál sería el modo.

Son varias las posturas en este sentido y muchas las dudas. Por ello, con el objetivo de encontrar una solución que beneficie a todas las partes implicadas (administración, industria farmacéutica y de tecnología sanitaria, profesionales y sociedades científicas), la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria  (FENIN) organizan la mesa redonda “Implicaciones de los nuevos códigos éticos, ¿Quién pagará la asistencia a cursos y congresos?” en el marco del X Congreso del Laboratorio Clínico que del 19 al 21 de octubre reúne a más de 1.500 profesionales en Zaragoza.