lunes, 3 de octubre de 2016

El 58,6% de los pacientes con artritis psoriásica en tratamiento presentan un estado de Mínima Actividad de la Enfermedad

Por primera vez 25 servicios de reumatología españoles y 238 pacientes adultos diagnosticados de Artritis Psoriásica (APs), con al menos 1 año de evolución de enfermedad que estaban siendo tratados con terapia biológica y/o con Fármacos Anti-reumáticos Modificadores de Enfermedad (FAME) han participado en un estudio con el objetivo de determinar la prevalencia del estado de Mínima Actividad de la Enfermedad y sus posibles factores predictivos.

El estudio MAAPs “Prevalencia y factores predictores del estado de Mínima Actividad de Enfermedad (MAE) en población española con Artritis Psoriásica (APs)”, se ha presentado en el marco del 10º Congreso Internacional sobre Espondiloartropatías, celebrado recientementeen Gante (Bélgica). El estudio revela que cerca del 60% de los pacientes con APs en España pertenecen al grupo denominado MAE, que se define como un estado de la actividad de la enfermedad aceptable durante el tratamiento.

Entre las conclusiones, también se destaca que un 62,7% de los pacientes que están siendo tratados actualmente con fármacos inhibidores del TNF en monoterapia, se encuentran en situación de MAE. En relación a esto, el doctor Rubén Queiro, de la Unidad de Reumatología del Hospital Universitario Central de Asturias y Coordinador Nacional del estudio MAAPs ha asegurado: “esto implica que este tipo de terapias biológicas ejercen un adecuado control de los síntomas y signos de APs, muchas veces sin necesidad de combinarlos con otros FAME, lo que redunda en una mayor comodidad y seguridad terapéutica para los pacientes”.

Además, el especialista ha añadido “como principal novedad, hemos podido observar que aquellos pacientes que alcanzan un estado MAE tienen un impacto físico y emocional muy bajo, de forma que la MAE se convierte en uno de los principales objetivos a alcanzar en el manejo terapéutico de esta población”. En este sentido, los pacientes que alcanzan el estado MAE perciben que la enfermedad repercute muy poco en aspectos que se relacionan con su calidad de vida.

Por otro lado, el estudio también ha permitido identificar algunos factores asociados a una mayor o menor probabilidad de alcanzar este estado de la enfermedad, lo que es de gran ayuda a la hora de orientar a los especialistas en la planificación asistencial y el manejo de estos pacientes. Además, el doctor Queiro ha señalado que “los pacientes que alcanzaron un estado de MAE tuvieron un bajo impacto de la enfermedad evaluado por el cuestionario PsAID (Psoriatic Arthritis Impact of Disease), lo que nuevamente resalta la relevancia de la MAE como objetivo terapéutico esencial en el manejo de la APs”.

“Diversos estudios han demostrado que los pacientes que siguen un tratamiento con terapias biológicas cubren mejor todo el espectro de la enfermedad y desarrollan un menor daño estructural en comparación con los que sólo emplean FAME tradicionales para el control de su proceso”, ha comentado el doctor Queiro. A pesar de las novedades presentadas en este estudio, el experto ha comentado que “actualmente la MAE sigue siendo uno de los principales retos y objetivos de tratamiento en APs”.