miércoles, 12 de octubre de 2016

Adalimumab mejora la calidad de vida y la productividad del paciente con colitis ulcerosa y reduce los costes sanitarios

La compañía biofarmacéutica AbbVie presenta los resultados del estudio InspirAda, un ensayo clínico internacional fase 3 desarrollado en 20 países y que ha incluido a 461 pacientes con colitis ulcerosa (CU) activa y fallo a tratamiento convencional, que demuestra unas tasas de respuesta y remisión en los pacientes de CU moderada-grave clínicamente significativas.

Según los datos que se desprenden del estudio InspirAda, adalimumab mejora la calidad de vida, la productividad laboral y la satisfacción en aquellos pacientes tratados con este tratamiento biológico, al mismo tiempo que permite el ahorro de recursos sanitarios. El estudio ha sido presentado durante la XXVII Reunión Nacional de GETECCU (Grupo Español de trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa), que se celebra del 6 al 8 de octubre de 2016 en Madrid.

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que afecta al intestino grueso, también llamado colon. Esta afectación es de extensión variable y origen autoinmune. Durante el proceso de la enfermedad, hay periodos de tiempo en los que el paciente no tiene síntomas porque la enfermedad está inactiva (periodos de remisión) y otros, en los que aparecen síntomas por actividad de la enfermedad (brote). Los principales síntomas de la colitis ulcerosa son la diarrea sanguinolenta y el dolor abdominal.

“En ocasiones, la colitis ulcerosa, que cursa por brotes, puede llegar a ser una patología muy limitante para los pacientes, ya que afecta especialmente a personas jóvenes con una vida activa. Aunque puede aparecer a cualquier edad, se diagnostica con mayor frecuencia entre los 15 y 30 años, una etapa clave para el desarrollo académico y profesional de cualquier persona. Los resultados presentados son muy prometedores para que los pacientes puedan recuperar el control sobre su vida, tanto en el ámbito personal como profesional”, destaca el Dr. Carlos Taxonera, Gastroenterólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Impacto en la calidad de vida
El estudio InspirAda revela que 7 de cada 10 pacientes presentan respuesta en la semana 2. Además, 5 de cada 10 pacientes alcanzan remisión en la semana 26. Por tanto, se aprecia una mejora significativa en la calidad de vida y el desarrollo de las actividades diarias.

En este sentido, el Dr. Manuel Barreiro, Gastroenterólogo del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, destaca la importancia de la monitorización y el tratamiento temprano para un control más eficaz de los síntomas y por tanto, un mejor pronóstico de la colitis ulcerosa. “Cada vez, contamos con más evidencia clínica que nos ayuda a minimizar el impacto de la colitis ulcerosa en el día a día de nuestros pacientes. En este sentido, estudios como InspirAda, que demuestran tasas de respuesta y remisión con adalimumab clínicamente significativas, suponen una revolución para el manejo de estas enfermedades y ayudan a los pacientes a recuperar su calidad de vida lo antes posible”. 

Aumento de la productividad laboral
De media, más del 20% de los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal tienen que faltar entre 16 y 25 días al trabajo al año a causa de los brotes de su enfermedad, como se desprende del estudio IBD2020[i]. Con estas cifras como telón de fondo, según el Dr. Eugeni Domènech, Gastroenterólogo del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Barcelona, “el estudio InspirAda demuestra cómo la productividad laboral también mejora en los pacientes tratados con adalimumab desde la semana 2, así como la satisfacción del paciente por el tratamiento. Además, observamos que  los pacientes del ensayo redujeron en un 56% las horas de trabajo perdidas”.

Ahorro para el sistema sanitario
Atendiendo a los resultados de InspirAda, adalimumab reduce de manera significativa el uso de recursos sanitarios y sus costes asociados. En concreto, se aprecia un descenso del 67% en el número de las hospitalizaciones relacionadas con la CU, así como en los días que pasan estos pacientes en el hospital. También se reducen en un 70% el número de consultas de pacientes tratados con adalimumab. Por otro lado, se minimizan los costes relacionados con el absentismo y la incapacidad laboral entre los pacientes con colitis ulcerosa moderada o grave.