jueves, 27 de octubre de 2016

270.000 NIÑOS TIENEN UN EPISODIO DE BRONQUIOLITIS AGUDA EN ESPAÑA AL AÑO

 Con la llegada del frío comienza en España el inicio de la estación epidémica de la bronquiolitis, la infección respiratoria aguda más frecuente en los menores de 2 años. El virus respiratorio sincitial (VRS), más conocido como el “virus de los bebés”, es el causante de gran parte de los casos de bronquiolitis. De los 270.000 casos anuales, 100.000 corresponden a bebés o menores de 24 meses.
En adultos y en la mayoría de la población infantil, la bronquiolitis causada por VRS se presenta como un catarro y tiene un carácter leve. Sin embargo, en los lactantes, la bronquiolitis puede cursar con tos grave y persistente, sibilancias y respiración rápida, agitada o con dificultades, cansancio y fatiga, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida del apetito y rechazo de agua, frecuencia cardíaca acelerada, tono bajo, adormecimiento y dificultad para conciliar el sueño, así como deshidratación o piel azulada (cianosis), síntomas ante los que hay que estar alerta e ir inmediatamente al médico, especialmente si el bebé tiene menos de 12 meses. 
El VRS se transmite por saliva o mocos (al toser o estornudar), por manos, objetos y superficies previamente en contacto con él. La propia casa y la guardería se encuentran entre los lugares de contagio, y los hermanos del bebé los que, a menudo, le contagian a éste. Precisamente el que en adultos o niños se presente como un catarro hace que la bronquiolitis pase desapercibida y promueve que se contagie fácilmente al no tomar las precauciones debidas. 

Los niños nacidos prematuramente, los que padecen cardiopatías congénitas, los niños Síndrome de Down, con fibrosis quística o enfermedades neuromusculares y otras condiciones previas son grupos de riesgo ante la bronquiolitis y en ellos, muy especialmente, la bronquiolitis puede ser seria y dejar secuelas. 

Impacto de la bronquilolitis en los servicios de Sanidad, en las familias y en la salud a medio y largo plazo
Los síntomas de la bronquiolitis en los bebés suelen remitir a los 7-12 días. La enfermedad no tiene tratamiento, por lo que los cuidados médicos se limitan a que el bebé la pase lo menos incómodamente que pueda y, dependiendo de su estado, en casa o en el hospital. De hecho, la bronquiolitis es la causa de hospitalización más frecuente entre los menores de 2 años en España.

La estación epidémica de la bronquiolitis se extiende de octubre a marzo en los países del Cono Norte como el nuestro, con un patrón de incidencia que se anticipa ligeramente a la gripe. Suele tener su pico epidémico entre diciembre y enero, meses en los que a menudo se desbordan los servicios de atención primaria y urgencias por esta causa. 

En España, cada episodio de bronquiolitis aguda requiere 5 consultas de atención primaria, lo que supone unos 1,5 millones de consultas en Atención  Primaria. Por otro lado, un estudio multicéntrico español informó de que el 51,7% de los primeros episodios de bronquiolitis en niños hasta 2 años fueron atendidos en urgencias.  Además esta enfermedad implica un considerable peso para las familias, calculándose en 3 millones de días de atención parental por atender al niño en casa o, también, por la frecuente hospitalización que implica. Por otro lado, recientes estudios ahondan en la relación entre bronquiolitis y sibilancias o asma en la infancia o, más adelante, en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en la edad adulta.

#StopBronquiolitis: concienciando a familias actuales y futuras
Alianza Aire, asociación que trabaja en la salud respiratoria de la infancia, es la responsable de la campaña #StopBronquiolitis que este año cumple su tercera edición en España. “Pese al impacto  de la bronquiolitis, está infección sigue siendo desconocida en comparación con la gripe. De hecho, muchas familias no saben de ella hasta que tienen un bebé y la padece. Por eso, nos dirigimos a quienes tienen un bebé y a los futuros padres y madres para prevenir en la medida en que se pueda, así como a las guarderías, que son un lugar de contagio frecuente” declaró Aurora Pimentel Igea, gerente de Alianza Aire. 

Evitar el humo del tabaco y que no se fume como embarazada o madre lactante, ni tampoco en los hogares o lugares donde hay bebés, fomentar y facilitar la lactancia materna hasta los primeros 6 meses, evitar las aglomeraciones y lugares de riesgo de contagio y promover el lavado de manos y la limpieza de superficies y juguetes son las principales prácticas de prevención, útiles también a efectos de la gripe.

De igual modo, la campaña informa que para determinados niños muy vulnerables entre los nacidos prematuramente y los cardiópatas, existe un tratamiento farmacológico que se administra intrahospitalariamente cada mes de la estación epidémica (de octubre a marzo) y que protege al niño frente al VRS. “Es importante que las familias de niños prematuros y cardiópatas consulten a su médico al respecto, dada la especial vulnerabilidad que tienen ante la bronquiolitis por VRS”, declaró Aurora Pimentel Igea. 

La campaña se desarrolla con el soporte de la página www.stopbronquiolitis.es donde se puede acceder a la Guía de Prevención dirigida a familias y entornos infantiles. En la presente edición cuenta además con cinco nuevos vídeos y mantiene una intensa actividad en redes sociales a través de Facebook, twitter y un nuevo canal en youtube. Presencialmente la iniciativa realiza iniciativas de concienciación dirigidas a familias y entornos infantiles.