martes, 13 de septiembre de 2016

Trastornos digestivos y procesos nerviosos, usos más comunes de las plantas medicinales

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos en colaboración con Laboratorios Arkopharma han desarrollado entre septiembre de 2015 y julio de 2016 una campaña sanitaria dirigida a mejorar el conocimiento de los medicamentos de plantas medicinales. Dicha iniciativa ha tenido una doble vertiente: mejorar la formación continuada de los farmacéuticos y llevar a cabo sesiones informativas a los usuarios en las oficinas de farmacia. La campaña ha constado de tres fases enfocadas a: fitoterapia para alteraciones digestivas, fitoterapia para alteraciones nerviosas y fitoterapia para control de peso. En el marco de la misma, los farmacéuticos participantes han realizado una encuesta que ha contado con una muestra de 4.444 personas, de las 17 comunidades autónomas, un 69,3% mujeres y un 30,7% hombres.

Entre los resultados extraídos de la encuesta cabe destacar que el 87% de los encuestados habían utilizado alguna planta medicinal con anterioridad, y de ellas el 17% las usaban de forma habitual. En relación con el uso de las mismas, los encuestados manifestaron – teniendo la posibilidad de elegir varias respuestas – en un 53,34%, que las habían empleado para trastornos digestivos, un 50,14% para procesos nerviosos, un 17,75% para problemas circulatorios, un 16,47% para problemas respiratorios y un 14,49% para genitourinarios.

Con respecto al lugar donde el usuario suele adquirir los productos a base de plantas, el 62% manifestaron que lo hacen en las oficinas de farmacia, y el 72% que el farmacéutico es el profesional al que suelen consultar sus dudas en relación con las plantas medicinales. Asimismo, más de la mitad de los consultados afirmaron acudir a un profesional sanitario cuando necesitaban información sobre plantas medicinales. Además, casi el 70% de los encuestados afirmaron conocer las plantas más habitualmente empleadas y saber para qué se utilizaban.

Otra de las conclusiones de la encuesta es que antes de la información de los farmacéuticos solo el 22% de los usuarios sabía que los medicamentos tradicionales a base de plantas pueden dispensarse únicamente en las farmacias, dato que ascendió al 68% tras las sesiones. También el 93% de los encuestados manifestó saber que, como medicamentos que son, están sometidos a procedimientos de farmacovigilancia y que requieren un período mínimo de utilización para ser considerados medicamentos tradicionales de plantas medicinales.

La farmacia - como establecimiento sanitario - y el farmacéutico - como profesional de la salud - garantizan su uso responsable y desarrollan una labor fundamental en la indicación farmacéutica del medicamento más adecuado a base de plantas medicinales, la posología y duración del tratamiento, el uso adecuado y las posibles interacciones con otros medicamentos, etc.

Como contempla la normativa vigente, los medicamentos tradicionales de plantas medicinales (MTP), dispensados en la farmacia, reúnen las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que cualquier otro medicamento. Los medicamentos tradicionales a base de plantas (MTP) están autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, por lo que aseguran: calidad, eficacia, seguridad, identificación correcta y adecuada información. El farmacéutico comunitario desempeña una función importante en el uso adecuado de los mismos, así como en la mejora de la salud pública, mediante la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.