viernes, 9 de septiembre de 2016

Más del 50% de los casos de migraña son de carácter hereditario

El próximo lunes, 12 de septiembre, se celebra el Día Mundial de la Migraña, una efeméride designada por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de reforzar la lucha contra esta patología que afecta a más del 15% de la población y que puede llegar a causar problemas personales y sociales a las personas que la padecen. Desde el Área de Neurociencias del Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, han querido sumarse a esta efeméride profundizando en esta patología y explicando algunas de sus características más comunes, así como ofreciendo algunos consejos para tratarla. Además, los especialistas advierten que existe predisposición genética en más del 50% de los casos de migraña.
“Uno de los principales problemas con el que nos encontramos cuando hablamos de migraña es el desconocimiento que existe sobre esta patología por parte de la población, no sabiendo el paciente, en la mayoría de los casos, como diferenciar un dolor de cabeza común de una migraña”, explica la Dra. Anneli Kübarsepp, responsable de la Unidad de Cefaleas y Dolor Neuropático de Vithas Xanit. “La diferencia principal entre una y otra patología hay que buscarla en el patrón del dolor, normalmente hablamos de migraña cuando el dolor afecta sólo a un lado de la cabeza que suele ser fuerte y venir acompañado de náuseas y vómitos, así como de sensibilidad extrema a la luz y el sonido”, añade.

Desde el Área de Neurociencias de Vithas Xanit explican, además, que hay que estar muy atentos a sus síntomas para reconocer esta patología y poder acudir lo antes posible a un especialista que pueda indicarnos la mejor forma de tratarla y, sobre todo, aprender a manejar sus crisis. “Aunque la migraña puede iniciarse a cualquier edad es frecuente que lo haga entre los 10 y los 30 años, siendo más habitual en las mujeres. Algunas migrañas pueden estar también precedidas o acompañadas de síntomas sensoriales como trastornos en la vista tales como destellos de luz o puntos ciegos, así como sensación de hormigueo en un brazo o pierna. Algunos pacientes pueden experimentar también otras complicaciones como migraña crónica si hay dolor durante 8 días al mes durante más de tres meses”, explica la especialista.

Es importante aprender a manejar las crisis que, en muchas ocasiones, según explican los especialistas, pueden estar desencadenadas por factores como los cambios meteorológicos, cambios en las horas de sueño, alcohol o cambios hormonales en el caso de las mujeres.

Respecto al tratamiento de esta patología, aunque las migrañas no pueden curarse sí que existen algunos tratamientos que pueden aliviar el dolor y prevenirlas en el caso de las que son crónicas. Existen dos tipos de medicamentos, los que se toman para aliviar el dolor durante los ataques de migraña y los de tipo moduladores de migraña crónica. “Durante los ataques de migraña el paciente puede tomar analgésicos o antiinflamatorios, así como analgésicos específicos, estos últimos siempre bajo supervisión médica ya que su uso tiene restricciones. También existen medicamentos de tipo moduladores de migraña crónica, que son tratamientos que debe prescribir siempre un especialista según las características del paciente y sus antecedentes médicos”, explica la Dra. Kübarsepp, quien añade que “de todos modos, y pese a la existencia de estos medicamentos, es importante que la persona que experimente alguno de los síntomas mencionados anteriormente acuda a la consulta de un especialista para que sea éste el que le oriente con el tratamiento que debe seguir dependiendo de las características propias del paciente así como del grado de intensidad de la migraña, porque no debemos olvidar que no todos los dolores de cabeza son migraña y que aquellas personas que presenten signos y síntomas de ataques de migraña deben mantener un registro de los mismos para controlar la patología y establecer el tratamiento adecuado”, explica la Dra. Anneli Kübarsepp.