jueves, 22 de septiembre de 2016

La píldora del día después, una segunda oportunidad

En España, hay 988.200 mujeres que están en riesgo de embarazo no deseado, como por ejemplo las que, pudiendo tener hijos, no quieren tenerlos en este momento y mantienen relaciones sexuales sin ningún método anticonceptivo según la encuesta de anticoncepción publicada por la Sociedad Española de Contracepción (SEC) en 2014.

Por otra parte, actualmente, la mayoría de las mujeres en edad fértil desea tener un máximo de dos hijos a lo largo de su vida, este hecho obliga a utilizar un anticonceptivo regular durante alrededor de 30 años. En un periodo tan largo y con un uso tan frecuente, es habitual que se produzca un fallo. Ante una relación desprotegida y para evitar un embarazo no deseado, las mujeres cuentan con la píldora del día después como segunda oportunidad.

En este sentido, el doctor Ezequiel Francisco Pérez Campos, Jefe del Servicio de Ginecología del Hospital de Requena (Valencia) y miembro del Patronato de la Fundación Española de Contracepción señala “los accidentes pueden ocurrir y los casos más frecuentes en los que se recomienda utilizar anticoncepción de urgencia para evitar un embarazo no planificado son, cuando se han mantenido relaciones sexuales sin protección, olvidos en la toma de la píldora habitual, incumplimiento de los plazos de colocación o retirada del anillo vaginal o el parche y rotura, retención o uso inadecuado del preservativo”. En cualquiera de estas situaciones, la mujer puede estar en riesgo de embarazo no planificado.

En este contexto y en el marco de la celebración del Día Mundial de la Anticoncepción (26 de septiembre), la compañía HRA Pharma quiere concienciar acerca del hecho de que la mujer que acude a la anticoncepción de urgencia está siendo responsable en su planificación familiar y a través de este video (La píldora del día después: un avance en anticoncepción de urgencia) quiere mostrar las distintas conversaciones que pueden darse en esta situación.

Libre dispensación en la farmacia y uso responsable
Hoy, en España, todas las píldoras del día después se dispensan en la farmacia sin necesidad de receta médica. El farmacéutico puede realizar una serie de preguntas para facilitar a la mujer la píldora más adecuada según su caso para prevenir un embarazo no planificado. La dispensación sin receta responde al objetivo de mejorar la accesibilidad a la anticoncepción de urgencia y que las mujeres que la necesiten la puedan tomar transcurrido el menor tiempo posible desde la relación desprotegida y con la confidencialidad que esta situación requiere.

En este sentido, Neus Caelles, farmacéutica y miembro del Comité Científico de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) explica “los farmacéuticos tenemos que tomar conciencia de que cuando una mujer acude a nosotros como profesionales sanitarios porque necesita la píldora del día después estamos proporcionando la última oportunidad para evitar un embarazo no planificado y por ello debemos facilitarle la opción que mejor se ajuste a su caso, y si lo consideramos sugerir que acuda al médico para pautar anticoncepción regular”.

Los últimos estudios realizados por la Sociedad Española de Contracepción indican que el uso que realizan las mujeres de la anticoncepción de urgencia es responsable, pero es necesario recordar que este tipo de anticonceptivos son una segunda oportunidad cuando ha fallado la anticoncepción habitual para evitar un embarazo no deseado.

La anticoncepción de urgencia es una segunda oportunidad cuando ha ocurrido un fallo, no debe utilizarse de forma regular y es necesario recordar que no previene de las enfermedades de transmisión sexual.

Mitos acerca de la píldora del día después
Ante la posibilidad de embarazo no planificado, una actitud muy extendida es pensar ‘a mí no me va a pasar’. Pero, según apunta el doctor Pérez Campos: la menstruación y la ovulación no son siempre regulares en las mujeres. Cualquier situación de estrés emocional (p.e: preocupación o angustia) o físico (p.e: infecciones o enfermedades gastrointestinales) puede alterar la fecha de la ovulación y, por consiguiente, la duración del ciclo”.

La píldora del día después no puede interrumpir un embarazo en curso ni dañar un embrión en desarrollo. La píldora del día después actúa retrasando el momento en que el ovario libera un óvulo e impidiendo su encuentro con un espermatozoide. Los espermatozoides pueden vivir en el aparato genital de la mujer entre tres y cinco días tras el coito. En estos días la mujer puede quedarse embarazada si se produjera la ovulación. Esto explica por qué la eficacia de la píldora del día después es mayor cuanto antes se tome. Si fuera una píldora abortiva sería eficaz al 100% y no es el caso, porque cuando la mujer ha ovulado la píldora del día después no es eficaz.

Por su parte, Neus Caelles recuerda: ”las píldoras del día después son seguras para la salud y tienen efectos secundarios menores. Los efectos, que son leves y transitorios, pueden incluir náuseas, dolor de cabeza, dolor abdominal y menstruación más dolorosa de lo habitual que puede presentarse adelantada o retrasada”. Estos efectos no suelen requerir ningún tratamiento y en ningún caso, la píldora del día después daña la fertilidad futura. La mujer recupera la posibilidad de quedarse embarazada en el siguiente ciclo.