domingo, 18 de septiembre de 2016

La mayoría de las infecciones transmitidas por vía sexual son prevenibles

Las Infecciones de transmisión sexual (ITS) continúan siendo a nivel nacional e internacional un importante motivo de preocupación en el ámbito de la salud pública. Esta preocupación se basa en la existencia hoy día de más de 30 agentes patógenos bacterianos, víricos y parasitarios, de éstas “ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades de transmisión sexual. De esas 8 infecciones 4 son actualmente curables, a saber, la sífilis, la gonorrea, la clamidiasis y la tricomoniasis. Las otras 4 –hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH)– son infecciones virales incurables, aunque existen tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad”, según reconoce la OMS.

Transmisión y magnitud
Las ITS se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral. Pero además, pueden pasar de madre a hijo durante el embarazo o el parto, así como a través de productos sanguíneos o transferencia de tejidos.
La Organización Mundial de la Salud afirma que cada día más de 1 millón de personas contraen una ITS en el mundo. La educación y el asesoramiento suponen el primer escalafón en el abordaje de las ITS. “Pero además, es preciso realizar un diagnóstico y tratamiento precoz para conseguir que las ITS no sean un problema de salud pública tan importante, tanto por su morbilidad como por sus complicaciones y secuelas que suponen, tales como la enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad, embarazo ectópico, cáncer de cerviz,  entre otras”, reconocen los dermatólogos José de la Torre y Laura Padilla que coordinan esta consulta.

Consulta monográfica
Por ello, el equipo de Dermatología del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe, dirigido por la doctora Gracia del Río Piñero, considera útil la puesta en marcha de una consulta monográfica destinada al diagnóstico, tratamiento y pevención de infecciones de transmisión sexual que se manifiestan a nivel genital y peri/endoanal como las úlceras, donde se tiene en cuenta un diagnostico e instauración precoz de un tratamiento adecuado; Sífilis; Herpes simple; Exudado, con un cribado de los principales agentes infecciosos tales como C. Trachomatis, N. Gonorrhoeae, U. Urealyticum o M. Genitalium; Uretritis; Proctitis; Cervicitis; Vulvaginitis, donde se trata de  ve el prurito y exudado a nivel vaginal y vulvar de difícil control y tratamiento; Y la afectación anogenital por infección por el Virus del Papiloma Humano.
El equipo de Dermatología compartirá sesiones clínicas con las áreas de Ginecología Medicina Interna, Urgencias, Cirugía General y Urología.