viernes, 23 de septiembre de 2016

LA APLICACIÓN DIGITAL, ELEMENTO FUNDAMENTAL PARA CONSTRUIR CONOCIMIENTO EN EL MUNDO SANITARIO

  La Fundación Gaspar Casal y la compañía farmacéutica Almirall han presentado el libro “eSalud: Aplicaciones y tendencias”, un análisis que permite indagar en la aplicación de las nuevas tecnologías digitales al sector sanitario con la finalidad de mejorar la calidad de la atención primaria y cuidar la salud de los pacientes.

En la presentación, celebrada en la Centro de Formación de Correos de Madrid, han participadoSergio Vañó, FEA Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal; Miguel Ángel Máñez,  Director de RRHH del Hospital Universitario de Fuenlabrada y autor del capítulo “Las TIC`s y la gestión del conocimiento. Aprendizaje e inteligencia colectiva”; Francisca García, miembro de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, del Instituto de Salud Carlos III y autora del capítulo “Evaluar para publicar versus evaluar para transformar”; César García,cofundador del espacio Markespace Madrid y autor del capítulo “Internet de las cosas y sus publicaciones en salud”; Juan E. del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal y responsable del capítulo “¿Cómo mejorar la diseminación de la innovación sanitaria?”, y Joan Heras, director de Medical & Public Affairs de Almirall.

En el libro se tratan aspectos como la repercusión que ha tenido la evolución de la web en el campo de la medicina, las nuevas tendencias de eSalud o las herramientas digitales que aplican los médicos en el sistema actual. Con el objetivo de ensalzar la aplicación digital como elemento fundamental para construir conocimiento en el mundo sanitario.

Temas como la necesidad de cambiar la forma de evaluación para acelerar la transformación digital del Sistema Nacional Sanitario (SNS) hacia un modelo más realista que facilite la toma de decisiones y se adapte a la realidad de la tecnología y el potencial innovador de las TIC para la sanidad, son algunos de los protagonistas del libro. Durante su intervención, Francisca Garcíaha señalado que “después de décadas de experiencias y proyectos sobre el uso de las TIC en los servicios de salud, no hemos conseguido pasar de la publicación de resultados a la implementación real y definitiva de las tecnologías en los servicios de salud. Es el momento de sumar esfuerzos y cambiar la cultura del tradicional sistema de investigación e innovación para orientarse a un modelo más eficiente en términos de retorno de los resultados de investigación”. “Cuatro factores marcan la toma de decisiones a nivel sanitario: demostrar valor y pruebas de eficiencia, masa crítica suficiente que den confianza a dichas pruebas, cambio cultural de la organización y financiación estructurada. La transformación digital no podrá producirse sin una estrategia global consensuada”, ha añadido.

Según ha expuesto César García en el libro, internet ha generado cambios que van más allá de los dispositivos y la conectividad, sobre todo con los nuevos modelos de negocio y el abaratamiento de la tecnología, que han provocado la necesidad de plantearse los roles tradicionales del profesional y el paciente. “Durante los últimos años ha surgido el término Internet de la Cosas, que engloba todos aquellos objetos conectados a Internet, dotados de una serie de sensores y actuadores, que operan utilizando diversos tipos de sistemas de información en la red. Si pensamos en el futuro, nos podríamos plantear cómo cambiaría nuestro día a día si todo lo que nos rodeara fuera inteligente y estuviera conectado y, en este escenario de futuro, podemos encontrar toda una serie de nuevos servicios que nos ayuden a cuidar de nuestra salud, que nos permitan monitorizar nuestras afecciones y anticipar los problemas sanitarios”.

Por su parte, Miguel Ángel Mañez ha señalado que “teniendo en cuenta que las organizaciones sanitarias son organizaciones basadas en el conocimiento, es esencial desarrollar y mejorar los sistemas y entornos de trabajo y aprendizaje que permitan la difusión y uso del conocimiento entre todos los profesionales. La gestión adecuada del conocimiento, bien a través de bases de datos, de sistemas de aprendizaje colectivo o de herramientas de big data, es clave para mejorar la atención sanitaria y la gestión de estas organizaciones. Todo ello, en resumen, tiene su reflejo en los resultados en salud de la población, objetivo final de toda organización sanitaria”.

Durante el acto, J. del Llano ha explicado que “el éxito de la difusión de la innovación en nuestro sector es un efecto combinado de tres factores: el primero, la efectividad clínica demostrada en el paciente, tanto en la mejora de sus condiciones de salud como en el impacto positivo sobre el bienestar de la comunidad. El segundo, la existencia de compatibilidad y utilidad entre los objetivos institucionales y el límite de recursos disponibles, aumentando el espacio de la acción sanitaria para hacer frente a la demanda de los servicios. Y, el tercero, la existencia de autonomía profesional, en el sentido de que la innovación tecnológica debe tener un impacto positivo sobre el modus operandi de la profesión sanitaria y ser consistente con las capacidades e incentivos profesionales y personales. No es fácil, pero hay que esforzarse en que concurran los tres”.

Por su parte, Joan Heras, ha insistido en la importancia para Almirall de mantener este tipo de colaboraciones con la Fundación Gaspar Casal en aras de conseguir una gestión sanitaria cada día más eficiente. “En Almirall tenemos un fuerte compromiso con la innovación y una de nuestras direcciones estratégicas clave es canalizar las necesidades cambiantes de los profesionales y gestores sanitarios para mejorar los resultados en salud de los pacientes. De ahí nuestro apoyo a iniciativas que permitan incorporar las nuevas tecnologías a la atención sanitaria en nuestro país”.