martes, 20 de septiembre de 2016

La Agencia Sanitaria Costa del Sol y la AECC suman esfuerzos para ayudar a pacientes oncológicos y a sus familiares



El Hospital Costa del Sol de Málaga ha firmado con la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) el convenio de colaboración de voluntariado que tiene como objetivo ayudar a pacientes oncológicos a sus familiares gracias al apoyo de este colectivo que ya ha pasado por experiencias similares.  El Convenio incluye el Proyecto Caminamos Contigo, así como otras actividades y funciones relacionadas con la atención a pacientes oncológicos desde la AECC.
Este documento recoge las funciones que desarrollarán  los voluntarios de la AECC, que colaborarán con los pacientes y familiares y personal  del hospital, en las distintas etapas por las que pasan, una vez diagnosticada la enfermedad. De esta forma, la AECC ofrecerá personal voluntario con la formación adecuada para dar respuesta a los objetivos recogidos en este proyecto, entre ellos: realizar una acogida adecuada tras el diagnóstico de cáncer a pacientes y familiares que, tras ser informados, soliciten dicha colaboración, con la intención de minimizar el efecto del diagnóstico; acompañarlo durante el proceso de su enfermedad, ofrecer encuentros con otros pacientes, familiares y voluntarios que ya han pasado por esta situación y que, por tanto, pueden ofrecer sus propios testimonios; ofrecer un amplio abanico de actividades y recursos de esta asociación especialmente pensadas a sus necesidades y carencias; y mantener una relación abierta y cercana ofreciendo una relación de respeto a las necesidades de cada paciente.

Los voluntarios realizarán también otras  funciones en coordinación con el personal sanitario entre ellas: el programa “obsequio a los pacientes operados de cáncer” a través del cual ofrecen a los pacientes un pequeño obsequio que les ayuda en su terapia; difundir las actividades que se ofrecen desde la AECC mediante acciones de programadas por la Comisión de Participación Ciudadana. Sus funciones incluyen también la distribución de folletos sobre talleres de carácter cultural, físico, estético, de enriquecimiento personal, de equilibrio emocional, de relajación, de memoria, de ocio y de tiempo libre.
Para que los voluntarios puedan desarrollar esta labor en el hospital, se ha establecido un circuito o procedimiento, que se inicia con la información de este proyecto por parte de los profesionales sanitarios a pacientes y familiares, en el momento que estimen adecuado y una vez valorado el grado de información y la situación de la unidad familiar. Tras haber recabado el consentimiento, a continuación, es el propio personal del hospital el que contacta con los voluntarios de la AECC para que realicen la visita. Asimismo, desde el centro también se les ofrece a los usuarios la posibilidad de contactar directamente con la asociación, facilitando información de sus actividades y servicios mediante la entrega de folletos informativos.
Este convenio recoge de forma muy exhaustiva la relación de derechos y deberes de los propios voluntarios y de la Agencia para que la labor se lleve a cabo de forma adecuada y con todas las garantías jurídicas, de seguridad y confidencialidad. Asimismo, también recoge la creación de una Comisión de Participación y Seguimiento compuesta con representantes de la Agencia y de la AECC a través de la cual se continuarán elaborando programas de participación del voluntariado, se llevarán  evaluaciones conjuntas del Proyecto y se elaborará un informe en el que se recoja todo el trabajo realizado para presentar a la Comisión de Participación Ciudadana del centro para su aprobación.
La responsable de Enfermería de la unidad de Oncología del Hospital Costa del Sol, Juani Sepúlveda, implicada en este proyecto destaca “este convenio me parece totalmente necesario y esencial, viene a cubrir una serie de lagunas o fisuras que puede tener tanto el paciente como las familias que están pasando por un proceso oncológico. Éste suele ser un proceso muy largo desde que se diagnostica hasta que comienza el tratamiento o finaliza ese proceso. Generalmente suelen pasar por  situaciones complicadas: miedo, afrontamiento, desinformación, etc; y el poder sentirse apoyados por gente que ha pasado por esta misma experiencia viene a cubrir una parte que los profesionales sanitarios no podamos ofrecer con la misma franqueza que estos voluntarios”.
Por su parte, tanto Paloma Gómez como Rocío Alfaro, ambas voluntarias de la AECC y pacientes de cáncer consideran que este proyecto, entre otros muchos beneficios, puede suponer la “llave para detectar otro tipo de necesidades, tanto sociales como psicológicas. A veces cuando profundizas en la realidad de los pacientes te encuentras con problemas como la pérdida de trabajo u otros psicológicos graves, más allá de la carga emocional que implica todo este proceso. En este sentido, además de los recursos del hospital, la asociación dispone de otros recursos humanos como trabajadora social y psicóloga que pueden ayudar a aliviar estos problemas conjuntamente con el hospital y de forma integral”.
El Convenio de colaboración se ha hecho posible gracias a la colaboración de los voluntarios de la AECC, de las responsables de Enfermería de las unidades de  Oncología y Medicina Interna: Juani Sepúlveda y  Marta Aranda, y de Trabajo Social, Ana Rubio, con el apoyo de la dirección gerencia, dirección médica y dirección de enfermería.