lunes, 25 de julio de 2016

Los pacientes que combinan métodos mecánicos con un enjuague bucal con aceites esenciales, en comparación con los que usan solo métodos mecánicos, tienen una probabilidad 7 veces mayor de presentar áreas sin placa

 Las enfermedades bucodentales, caries no tratadas y periodontitis severa, afectan a 3.800 millones de personas, prácticamente la mitad de la población mundial, según el Atlas de Salud Bucodental 2015. En España, según la Encuesta de Salud Oral de 2015, entre el 81% y el 90% de la población mayor de 35 años presenta algún problema relacionado con las encías. Y entre el 34% y el 71% de esta población presenta periodontitis, en grado severo entre el 10% y el 31%. Además de molestias en el día a día, estas enfermedades conllevan una importante carga económica: se encuentran entre las cuatro más caras de tratar en los países industrializados.
Para combatir estas enfermedades, causadas principalmente por la acumulación de placa bacteriana, los métodos mecánicos de limpieza bucal: cepillado y limpieza interdental son fundamentales. Los métodos mecánicos de higiene oral han demostrado su eficacia para eliminar la placa dental y para mejorar la prevención de la inflamación gingival. La mayoría de las personas son capaces de eliminar hasta un 53% de la placa con el cepillado. En los últimos años han sido publicados distintas revisiones, entre las que se incluye la evidencia recopilada por Johnson & Johnson, en las que se pone de manifiesto que el uso de un antiséptico (como un colutorio de aceites esenciales) puede mejorar los resultados obtenidos solo con el cepillado.
“En ausencia de cepillado, las bacterias se reproducen rápidamente, produciéndose comunidades bacterianas de gran complejidad. Sin higiene bucal los microorganismos aumentan con rapidez en tan solo dos días”, explica el doctor Jorge Serrano, portavoz científico de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).
Ventajas de reforzar la higiene bucodental con un enjuague bucal

Johnson & Johnson ha elaborado un metanálisis sobre el rol de un enjuague bucal con aceites esenciales para la prevención de las enfermedades bucales. Los resultados muestran que añadir un enjuague bucal con aceites esenciales a la rutina de higiene bucodental reduce la probabilidad de la aparición de la placa bacteriana. En los pacientes analizados se observó una probabilidad siete veces mayor de presentar áreas sin placa (o con niveles de placa compatibles con salud) y cinco veces mayor de presentar focos gingivales sanos (con poca inflamación o sin ella) a los seis meses de combinar los métodos mecánicos de limpieza con un enjuague bucal con aceites esenciales.
Este metanálisis es el primero que usa datos específicos de foco gingival, a diferencia de la mayoría de estudios clínicos sobre placa y gingivitis, que utilizan índices aceptados en los estudios clínicos pero poco habituales en la práctica clínica. Sus conclusiones, al basarse en el porcentaje de focos gingivales sanos y de focos sin placa identificados al cabo de seis meses, se pueden trasladar con facilidad a la práctica clínica.
La salud bucodental: clave para la salud general
En los últimos años la evidencia científica ha constatado la relación entre las enfermedades periodontales, como la gingivitis, y la salud del resto del organismo. Las bacterias presentes debajo de la encía pueden pasar a la sangre y, ya sea directamente o por la inflamación sistémica que generan, afectar a otras partes del organismo. Entre las complicaciones más habituales se encuentran el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, de tener un parto prematuro o de descompensación del índice glucémico de la diabetes.
Tal y como señala el doctor Jorge Serrano, “aunque ha habido avances en comprender la relación entre la salud bucodental y la salud general, aún hay que trabajar para llegar a un nuevo modelo de salud bucodental: que respete el cuidado bucal como una parte de la salud general y que sustituya el tradicional enfoque curativo por uno basado en la prevención”. En este sentido, SEPA está promoviendo la Alianza por la Salud Periodontal y General, en colaboración con la Sociedad Española de Cardiología y la Sociedad Española de Diabetes. Esta Alianza tiene como objetivo que los profesionales de la salud bucal y las consultas odontológicas tengan un papel mucho más activo y comprometido en la promoción de salud periodontal, periimplantaria y bucodental, así como en la promoción de salud general, especialmente de salud cardiovascular, en la detección precoz de diabetes, en la cesación tabáquica o en la salud de la mujer y mejora de hábitos saludables.