martes, 7 de junio de 2016

Los IV Encuentros de Esclerosis Múltiple abordan las novedades en el diagnóstico y tratamiento de la EM‏

Los IV Encuentros de Esclerosis Múltiple organizados por la Sociedade Galega de Neuroloxía (SGN) y Novartis han reunido en la localidad pontevedresa de Baiona a especialistas de toda España para abordar las novedades en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad del Sistema Nervioso Central (SNC) que padecen 2,3 millones de personas en todo el mundo, unas 47.000 personas en España según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), y 81 de cada 100.000 habitantes en Galicia.

Durante el encuentro, se ha profundizado en la importancia de la resonancia magnética en el diagnóstico y seguimiento de la EM, la relevancia clínica del concepto NEDA (No Evidencia de Actividad de la Enfermedad) para conseguir el control de la patología, la investigación básica en otras enfermedades desmielinizantes y la necesidad de avanzar en el conocimiento en el área de neurología. “Se trata de un encuentro en el que neurólogos expertos en Esclerosis Múltiple debatimos acerca de por qué tenemos esta enfermedad, cómo podemos mejorar su diagnóstico y cuáles son las últimas novedades en su tratamiento”, indica el Dr. José Ramón Lorenzo, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital POVISA Vigo y coordinador de las jornadas. En relación a estas novedades en el tratamiento de la enfermedad, el Dr.Lorenzo ha comentado que “se tratarán todas aquellas relevantes en el campo del tratamiento de la EM, como el surgimiento de fármacos más eficaces. Ahora el arsenal es mayor. Antes no había nada o solo una opción, y la situación actual facilita que podamos elegir entre varias opciones para el paciente”.

La Esclerosis Múltiple (EM) es un trastorno crónico del Sistema Nervioso Central (SNC) que afecta al funcionamiento normal del cerebro, el nervio óptico y la médula espinal, provocando inflamación y pérdida de tejido. Su evolución resulta en una pérdida creciente de la funcionalidad física (por ejemplo, dificultades para caminar) y cognitiva (por ejemplo, problemas para realizar tareas mentales o de memoria). Se trata de una enfermedad que se presenta en los inicios de la edad adulta, entre los 20 y los 40 años, y afecta en mayor medida a las mujeres.

Según determina el Dr. José María Prieto, Director de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, “en general, España está entre las zonas que se consideran de prevalencia alta de EM en este momento. Además, y teniendo en cuenta los estudios que se han hecho al respecto, la incidencia está aumentando. Por regiones, Galicia es una de las que tiene mayor prevalencia, si no la que más. En este momento, la cifra oficial es de 81 afectados por cada 100.000 habitantes”, aunque hay “estudios que barajan números que superan los 100 afectados por cada 100.000”, tal y como señala el Dr. Prieto, “la incidencia estimada en Galicia, que sería extrapolable de Santiago al resto de la región, es de 8/9 pacientes nuevos diagnosticados al mes”, afirma.

Este trastorno neurológico afecta a la calidad de vida de los pacientes, tanto en el plano físico como emocional. La aplicación del tratamiento adecuado, así como la detección y diagnóstico tempranos de la enfermedad, pueden ayudar a controlarla. En este sentido, el Dr. Prieto considera que la afectación en la calidad de vida “es un aspecto que los médicos tenemos que tener en cuenta cada vez más, más que la fuerza que tenga el paciente o sus condiciones físicas. Al final, lo que tratamos es que sea lo más feliz posible con su situación clínica. La pregunta del millón no puede ser cuánta fuerza tiene, sino cómo le va la vida”, apunta.

Gilenya: un tratamiento eficaz con un alto índice de tolerabilidad
Novartis ha desarrollado Gilenya® (Fingolimod) indicado para el tratamiento de la EM en pacientes con una enfermedad agresiva de inicio o ineficacia de las terapias convencionales. Los efectos de su aplicación también han sido tratados en el marco de estos encuentros sobre esclerosis múltiple. “Es un medicamento muy eficaz en cuanto a la eliminación de los brotes. Ha demostrado ser muy bien tolerado, mucho mejor de lo que inicialmente pensábamos. Considero un error que sea utilizado como fármaco de rescate, y no como medicamento de primera línea”, enfatiza el Dr. Prieto.

Además de tratamiento farmacológico, el abordaje de la EM plantea el uso de la resonancia magnética como base fundamental tanto en su diagnóstico como en el seguimiento. “Todos los criterios actuales se basan en ella. Gracias a los compañeros neuroradiólogos podemos avanzar mucho en este campo”, asegura el Dr. Lorenzo. Así, el uso de la RM se conforma como otro de los pilares de debate fundamentales en estos IV Encuentros de Esclerosis Múltiple. 

Retos futuros en el tratamiento de la EM
Una de las principales problemáticas derivadas del diagnóstico de la EM es el desconocimiento de sus causas. Por ello, para el Dr. Lorenzo uno de los principales retos de la disciplina es “conocer la causa de la enfermedad”. “Estamos hablando de una o de varias enfermedades. Es importante mejorar el diagnóstico, informando en el momento en que se diagnostica al paciente de cuál puede ser su evolución”, indica el especialista.

Otros retos importantes serían el desarrollo del “tratamiento personalizado, así como resolver el dilema de tratamiento escalado vs tratamiento de choque”, afirma. En relación al NEDA, el especialista asegura que el concepto, cambiante y dinámico, plantea la necesidad de nuevas opciones de aplicación, como método de evaluación de eficacia y eficiencia en la lucha contra la enfermedad.

Para el Dr. Prieto, son muchas las metas a conseguir, tanto desde el punto de vista clínico como humano, buscando mejorar la calidad de vida de los pacientes. Así, el experto considera que “son muchísimos los retos futuros. No hemos controlado la enfermedad al 100%, ni tampoco la hemos curado”. Para él, “lo importante es gestionarla lo mejor posible, con soluciones que impliquen los menores efectos secundarios posibles. Aunque el reto principal a largo plazo es curar la enfermedad, lo más realista en este momento es cronificarla en la mejor situación funcional posible y encontrar marcadores que permitan hacer un pronóstico más preciso del que ahora tenemos”, señala.