jueves, 23 de junio de 2016

La Universidad de verano de la URJC analizará nuevas perspectivas en el manejo de la diabetes


Entre los aspectos más novedosos que se abordarán en este curso, que se desarrollará del 7 al 9 de julio, destaca la cirugía metabólica y sus beneficios en el control de la diabetes. “La cirugía metabólica, hoy en día, es ya una realidad, pero establecer los límites y las circunstancias que la aconsejan no es una tarea fácil”, asegura la Dra. Gema Medina, codirectora de la actividad, que también destaca la relevancia de la prevención. “Un aspecto muy importante en la diabetes de tipo 2 estaría en la prevención o, al menos, en la detección precoz de la resistencia a insulina para lograr una mayor eficacia de cualquier tipo de intervención, farmacológica y/o de estilo de vida”, explica la especialista.

Por otra parte, de acuerdo con el Dr. Manuel Ros, codirector del curso“es importante destacar también las ponencias relacionadas con el posible papel del tejido adiposo marrón en el mantenimiento de la homeostasis calórica y su repercusión en el establecimiento y posible corrección de la diabetes”, así como “aspectos emergentes como la influencia de la genética y los efectos del medio -dieta, estilos de vida- en el paciente diabético”.

La epigenética de la diabetes
La epigenética o el estudio de los cambios heredables en la función genética protagonizará parte del curso. A pesar de ser un concepto muy conocido en el campo de la oncología, se trata de una línea aún emergente en el manejo de la diabetes, área en la que podría ofrecer datos de gran interés a los especialistas. “La epigenética refleja lo que puede ser la interacción del medio con la genética. Siendo optimistas, esto puede llegar a ser una gran ventaja pues, si somos conocedores de una predisposición a desarrollar la enfermedad, la intervención terapéutica puede evitar o retrasar el debut y la gravedad de la diabetes tipo 2”, asegura el Dr. Ros.
Los especialistas subrayan también la influencia de la genética aunque reconocen límites en este sentido. “Es evidente y sobradamente conocido que la genética juega un papel importante en el desarrollo de la diabetes de tipo 2. No obstante, el hecho de que tenga un componente multigénico no la hace predecible de una forma infalible”, añade. Así, aunque los estudios genéticos actuales ponen de relieve la asociación de determinados polimorfismos con el desarrollo de la enfermedad, tal y como concluye el Dr. Ros, “tampoco permiten una mayor certidumbre en la predicción de su desarrollo ya que, además, influye mucho el estilo de vida”.

Los organizadores de este curso que incluye el reconocimiento de un crédito ECTS destacan entre las características de esta actividad la oportunidad de intercambiar conocimientos en un foro de debate con especialistas de distintas nacionalidades.“Iniciativas como ésta son muy positivas desde el punto de vista científico ya que está dirigida a divulgar el conocimiento y, además, constituye un foro de debate. El conocimiento con debate tiene un valor añadido mayor y el excelente plantel de expertos que hemos reunido lo garantiza”, afirma la Dra. Medina.

Por su parte, la Dra. Mariluz Amador, directora Médica y de Registros de AstraZeneca, destaca el compromiso de la compañía con el apoyo a actividades formativas como ésta. “Los nuevos medicamentos llegan de la mano de la I+D que, a su vez, es posible gracias a la formación científica de investigadores y profesionales de la medicina. Tal y como demuestra este curso, en Astrazeneca estamos firmemente comprometidos con el apoyo a la ciencia, la formación y, con ellas, el desarrollo de nuevos y mejores tratamientos”, concluye.