viernes, 10 de junio de 2016

La tarjeta sanitaria andaluza llevará el nombre de su titular acorde a su identidad de género

Las personas transexuales que residen en Andalucía podrán cambiar el nombre que aparece en su tarjeta sanitaria, haciéndolo acorde a su identidad de género. Así se expresa en el procedimiento que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se ha emitido esta misma mañana a los centros sanitarios sobre el cambio de nombre de personas transexuales en la Base de Datos de Usuarios de Andalucía y para la emisión de documentos de acreditación que hoy se ha presentado ante la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera (ATA) y otras entidades LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero e Intersexuales) de Andalucía –Adriano Antinoo, Triángulo, Arco Iris, De Frente, Todos juntos por la Igualdad, Acción Diversa, Chrysallis Asociación de familias de menores transexuales, Academia de Identidades de Género y la Asociación de Madres, Padres y Familiares de LGTBI-- por parte de responsables de la administración sanitaria andaluza.
Esta orden viene a cumplir con la Ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, que en su artículo 2.4 reconoce el derecho de toda persona a “ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad en el ámbito de la Administración de la Junta de Andalucía”.
Por otro lado, en su artículo 9.2.e, indica que “se habilitarán los mecanismos administrativos oportunos y coordinados para adaptar los archivos, bases de datos y demás ficheros de las Administraciones eliminando toda referencia a la identificación anterior de la persona, a excepción de las referencias necesarias en el historial médico confidencial a cargo del Servicio Andaluz de Salud.”
El procedimiento se iniciará a solicitud de las personas interesadas o sus representantes legales, si son menores de edad, en los centros del sistema sanitario público andaluz. Para salvaguardar la confidencialidad y el derecho a la intimidad, acudirán a la persona responsable de la Unidad de Atención a la Ciudadanía del Distrito Sanitario, Área de Gestión Sanitaria u Hospital correspondiente. Dicho responsable aportará información, comprobará la documentación y facilitará los impresos correspondientes dependiendo de la edad.
Así, para las personas transexuales mayores de edad solo será necesario rellenar un impreso de solicitud junto con un documento identificativo personal (DNI o pasaporte), mientras que para las personas transexuales menores de edad deberán acompañar esta documentación de un formulario de acreditación de su representante legal. En el caso de menores de edad se debe tener siempre clara la expresa conformidad de los menores, que serán oídos teniendo en cuenta los principios de aptitud y capacidad progresiva.
Con toda esta documentación, que se remitirá a la sede central del Servicio Andaluz de Salud, concretamente al Servicio de Gestión Ciudadana, se actualizará el campo ‘Nombre’ en la Base de Datos de Usuarios de Andalucía, emitiéndose un certificado de datos para su identificación ante el sistema sanitario público andaluz y que le será válido mientras le llega a su domicilio la nueva tarjeta sanitaria.
Proceso asistencial
Este procedimiento para el cambio del nombre del titular de la tarjeta según su identidad sexual da respuesta a los planteamientos realizados las asociaciones del ámbito LGTBI y se enmarca como parte de las mejoras que se han incorporado desde la aprobación de la ley. Así, estas indicaciones se suman a otros protocolos de atención sanitaria que se han puesto en marcha en el SAS, como son las instrucciones a los Centros Sanitarios del sistema sanitario público para la organización asistencial en aplicación de la Ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía o las instrucciones que se remitieron a los mismos centros para la organización asistencial de la atención a las personas transexuales menores de 14 años de Andalucía.
Asimismo la administración sanitaria andaluza está trabajando en el “Proceso Atención Sanitaria a Personas Trans Adultas” y “Proceso Atención Sanitaria a Personas Trans en la Infancia y la Adolescencia” para lo que se han constituido dos grupos de trabajo de profesionales expertos en esta materia.
Está previsto que próximamente, según se ha acordado en la reunión mantenida hoy, se trasladará la primera versión de los procesos sanitarios integrales de atención a las personas transexuales, y fruto de una mesa de trabajo específica y en la que participan las asociaciones que representan a este colectivo.
Además, se está trabajando de forma colaborativa con asociaciones y colectivos en la elaboración de la Estrategia “Al Lado” como forma de apoyo y acompañamiento necesario en todo el proceso del cambio y en la elaboración del proceso asistencial integrado específico para la atención a las personas trans.
Más de 2.000 consultas anuales
En la actualidad, y a fin de garantizar el acceso equitativo a los recursos (tanto de personas adultas transexuales como de menores), el Sistema Sanitario Público de Andalucía cuenta, con ocho equipos multidisciplinares de referencia provinciales, lo que permite ofrecer una cobertura completa a este colectivo, mediante la optimización de los recursos y la descentralización de la atención, reduciendo desplazamientos innecesarios y el tiempo de espera.
Los ocho equipos provinciales se ubican en el Hospital Torrecárdenas de Almería, el Puerta del Mar de Cádiz, el Reina Sofía de Córdoba, el Complejo Hospitalario de Granada, el Complejo Hospitalario de Huelva, el Complejo Hospitalario de Jaén, el Hospital Regional de Málaga y el Hospital Virgen Macarena-Rocío de Sevilla.
En 2015, fueron alrededor de 2.000 las consultas dadas para atender a las personas transexuales y entre enero y mayo de este año se han superado las 1.100.
Esta descentralización permite la derivación directa desde el centro de salud (médico de familia y/o pediatra) al hospital de referencia y la atención de la persona transexual en el hospital más cercano a su domicilio, donde recibe todas la atención que precise, a excepción de las cirugías genitales complejas, que se realizan en el Hospital Regional de Málaga.