miércoles, 8 de junio de 2016

La Sociedad Europea de Cardiología recomienda Ferinject® para tratar el déficit de hierro en pacientes con insuficiencia cardiaca sistólica‏

Las Guías 2016 de IC de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés) para el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica, incluyen una fuerte recomendación de Ferinject® para tratar el déficit de hierro en los pacientes que sufren una insuficiencia cardiaca (IC) sistólica.
 El déficit de hierro es una comorbilidad frecuente en IC que se asocia con un peor pronóstico. El abordaje de las comorbilidad es un factor clave de la atención integral de los pacientes con IC. En Europa, uno de cada dos pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) sufre déficit de hierro. Numerosos estudios han descrito el déficit de hierro, con o sin anemia, como un factor de riesgo independiente de mortalidad, de una  capacidad  de ejercicio reducida y de una pobre calidad de vida.
 Según se recoge en las Guías ESC HF 2016 para IC, las pruebas diagnósticas recomendadas, para la evaluación inicial del déficit de hierro de un paciente que acaba de ser diagnosticado de IC, incluyen la medición de los niveles de ferritina y el índice de saturación de transferrina (IST). Se recomienda el tratamiento con valores de ferritina <100 100="" entre="" g="" o="" span="">299 µg/L con un IST<20 span="">
 Estas recomendaciones de tratamiento se basan exclusivamente en los resultados obtenidos en los ensayos clínicos con Ferinject®, FAIR-HF and CONFIRM-HF, dos ensayos a doble ciego, controlados con placebo, realizados en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva y déficit de hierro. Estos estudios demostraron que el tratamiento con Ferinject® aporta beneficios significativos, mejorando los síntomas de la insuficiencia cardiaca, la capacidad de ejercicio y la calidad de vida.

Las Guías ESC HF 2016 para IC también mencionan que el tratamiento de estos pacientes con Ferinject® durante 52 semanas se asocia a una reducción de las tasas de hospitalización, como demuestran los resultados de un meta-análisis.
 Vifor Pharma celebra la actualización de las Guías ESC HF 2016 para IC, que se presentó en el marco del último Congreso de la Asociación de Insuficiencia Cardiaca 2016, que ha tenido lugar en Florencia, Italia. “Nos complace que las Guías de práctica clínica ESC 2016 para Insuficiencia Cardiaca insistan en la importancia del cribado y el diagnóstico del déficit de hierro, y de que ahora incluya, por primera vez, una recomendación para tratar el déficit de hierro específicamente con Ferinject®, en los pacientes con IC”, explica Maureen Cronin, Senior Medical Advisor de Vifor Pharma. Cronin añade que “las Guías refuerzan la evidencia científica contrastada, demostrando que Ferinject® puede mejorar significativamente los síntomas de la IC, la capacidad de ejercicio y la calidad de vida de estos pacientes, así como reducir potencialmente las hospitalizaciones”.

Theresa McDonagh, profesora especialista en Insuficiencia Cardiaca y  cardióloga consultora en el Kings College de Londres, Reino Unido, constata que “el déficit de hierro es una condición debilitante que puede suponer una gran carga para el día a día del paciente. Aproximadamente, uno de cada dos pacientes con insuficiencia cardiaca crónica presenta déficit de hierro, que va asociado a una capacidad funcional deteriorada, una calidad de vida mermada y un mayor riesgo de mortalidad”.

La insuficiencia cardiaca es una de las enfermedades crónicas que implica un mayor consumo de recursos, por lo que es importante que los tratamientos para el déficit de hierro sean eficaces y coste-efectivos. Un estudio económico alemán, realizado recientemente y presentado también en el congreso de Florencia ha demostrado que, comparado con una terapia sin hierro, el tratamiento con Ferinject® en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva y déficit de hierro, supuso un mínimo impacto presupuestario neto. El tratamiento con Ferinject®también supuso una mejora de los síntomas y de la clase funcional NYHA (de la New York Heart Association), y redujo las tasas de hospitalización, en comparación con el tratamiento sin hierro.