viernes, 3 de junio de 2016

La Mesa Sectorial de Salud da luz verde a la Orden que crea las unidades de atención temprana en Andalucía y regula su funcionamiento

La Mesa Sectorial de Sanidad ha dado el visto bueno a la Orden, presentada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por la que se constituyen las Unidades de Atención Infantil Temprana y se regula el funcionamiento de las mismas. Esta norma supone la creación y puesta en marcha de estas unidades de valoración, una de las principales novedades recogidas en el Decreto regulador de la Atención Infantil Temprana en Andalucía que amplía y refuerza la asistencia a los menores de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, a través de medidas de prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y participación de las familias y del entorno social.
La nueva Orden continúa ahora su trámite ordinario, con el inicio de la fase de alegaciones y los informes jurídicos que permitirá a la Consejería de Salud cumplir con los plazos anunciados por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para seguir avanzando y dando cumplimiento al compromiso adquirido por el Gobierno andaluz de mejorar esta prestación.
La normativa regula el funcionamiento de estas Unidades, que constituyen el primer nivel de atención especializada. Así, ante la sospecha de que un menor presente trastorno del desarrollo o riesgo de padecerlo, el pediatra de Atención Primaria iniciará el trámite de derivación a las Unidades de Atención Infantil Temprana. Los profesionales de estas unidades se encargarán de valorar las necesidades de los menores sobre la base de un diagnóstico funcional que incluye el estudio de las familias y el entorno, decidirán la idoneidad de la intervención y, en su caso, la derivación a uno de los 163 Centros de Atención Infantil Temprana (CAIT) que funcionan en Andalucía especificando además el plan inicial de intervención.
La Orden establece que las nuevas Unidades de Atención Infantil Temprana estarán formadas por un equipo de profesionales, interdisciplinario e intercentros, que cubrirán áreas de Pediatría y Psicología. Estos profesionales tendrán perfil de pediatra de atención primaria y psicología clínica con formación específica y experiencia en Atención Temprana, a los que se sumarán, en su caso, el personal de gestión y servicios que se requiera.
Inicialmente, se prevé la creación de 11 Unidades de Atención Temprana en las ocho provincias andaluzas (dos en las de Cádiz, Málaga y Sevilla) para el próximo otoño y posteriormente podrían llegar hasta 14 si las necesidades lo exigen.
El trabajo de estas Unidades garantizará la coordinación entre profesionales de los CAIT y los centros de salud, así como la continuidad asistencial entre los equipos de Pediatría de Atención Primaria y de la red hospitalaria. Así, cabe recordar que se trata de unidades de valoración y evaluación, pues que la asistencia se presta en los CAITs.
La Orden regula asimismo los Equipos Provinciales de Atención Infantil Temprana (EPAT), estableciendo que en el ámbito de la salud formarán parte estos equipos profesionales del sistema sanitario público andaluz con formación específica en Atención Infantil Temprana designados por las personas titulares de las Delegaciones Territoriales o Provinciales de las Consejerías competentes en materia de salud. Además, se establece que estos profesionales de los equipos provinciales desempeñarán funciones de coordinación de las Unidades de Atención Infantil Temprana.