miércoles, 29 de junio de 2016

IVI LANZA FIVPLUS, UN PASO MÁS EN LA SEGURIDAD Y EL COMPROMISO CON SUS PACIENTES


IVI da un paso más en su compromiso con la excelencia en los resultados, y une FIV y PGS en un nuevo producto, FIVPLUS, que tratará de asegurar el nacimiento de un bebé sano. Tanto FIV (fecundación in vitro) como PGS (análisis genético embrionario) son dos conceptos ya existentes que IVI ofrece a partir de ahora con unas condiciones muy ventajosas a sus pacientes.

Aunque IVI ya atesora una tasa de embarazo alta mediante la técnica FIV, ha decidido sumar el PGS a ésta, para mantener su compromiso con la seguridad, y garantizar unas ventajas incomparables.

La primera y más relevante ventaja es la de poder tener un bebé sano. El análisis genético permite descartar todos aquellos embriones con anomalías cromosómicas, con lo que se eleva la tasa de gestación por transferencia hasta el 70%, consiguiendo gestaciones con niños sanos cromosómicamente.

Como consecuencia del aumento de la tasa de gestación por transfer, se acorta el tiempo de espera para conseguir un embarazo con un menor número de tratamientos, y además se reduce significativamente la tasa de aborto. Ambas consecuencias ayudan a disminuir el coste emocional de este proceso.

Nacimiento de un bebé sano, aumento de la tasa de embarazo, reducción del tiempo de espera: son ventajas que forman parte del compromiso de IVI con sus pacientes, y que las lleva a cabo asumiendo un esfuerzo económico considerable, para asegurar que todos sus pacientes puedan acceder, desde ahora, al nuevo concepto FIVPLUS (FIV+PGS).

“El PGS nos permite hacer determinaciones cromosómicas de los embriones. IVI siempre ha sido un gran defensor de esta técnica para descartar los embriones con anomalías y poder transferir sólo los sanos. Aunque en IVI ya partimos de tasas de embarazo muy altas, con la unión de FIV y PGS transferimos los embriones más sanos y la tasa de embarazo se eleva hasta el setenta por cien”, explica el Dr. Antonio Requena, Director General Médico de IVI.