miércoles, 15 de junio de 2016

El estudio científico ANIBES analiza la ingesta de hidratos de carbono y azúcares en la población española

Los grupos de edad más jóvenes participantes en el estudio científico ANIBES (niños y adolescentes de entre 9 y 17 años) son los que tienen una mayor ingesta total tanto de hidratos de carbono como de azúcares dentro de su alimentación diaria, en comparación con los grupos de edad más mayores. Por el contrario, la ingesta de fibra es superior en personas mayores que en las poblaciones más jóvenes.
Así lo muestra el estudio ‘Distribución de macronutrientes y fuentes alimentarias en la población española: resultados obtenidos del estudio científico ANIBES’, que se ha publicado recientemente en la revista científica Nutrients, y que ha sido coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN). 
“De media, la ingesta de hidratos de carbono en la población ANIBES ha sido de 185,4 ± 60,9 g/día”, según explica el Prof. Dr. Gregorio Varela-Moreiras, Presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), Director del Grupo de Investigación en Nutrición y Ciencias de la Alimentación (CEUNUT) y Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid. “En el grupo de edad de entre 9 y 12 años, la ingesta de este macronutriente fue de 214,3 ± 57,1 g/día, mientras que en los adolescentes -entre 13 y 17 años- ésta fue de 224,6  ± 67,5 g/día, siempre algo mayor en chicos que en chicas en ambos grupos”.
En lo que se refiere al consumo de azúcares, “éste ha sido de media de 76,3 ± 33,9 g/día, lo que supone un 17% de la ingesta diaria total de energía, una cifra mayor en mujeres en comparación con los hombres” comenta el Prof. Dr. Varela-Moreiras.

Recomendaciones internacionales
Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indican que el total de hidratos de carbono en la alimentación debería estar entre el 50 y el 75% del total de la energía de la alimentación diaria. Por su parte, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sitúa esta horquilla entre el 45 y el 60%, mientras que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda que los hidratos de carbono proporcionen entre el 50 y el 60% de la energía.
En el caso de los azúcares, continúa indicando el presidente de la FEN, “la OMS recomienda que tanto los adultos como los más jóvenes deberían tener una ingesta diaria de azúcares libres de menos del 10% del total de la energía diaria. Este organismo también ha propuesto un objetivo de una reducción de la ingesta de azúcares hasta el 5%, ya que podría tener potenciales beneficios para la salud. Por su parte, la EFSA no establece un límite máximo, aunque existen algunas evidencias científicas que indican que una ingesta superior al 20% de la energía de la alimentación diaria puede incrementar las concentraciones de colesterol y triglicéridos en sangre”.


Principales fuentes alimentarias

En lo que se refiere a las principales fuentes alimentarias dentro del estudio científico ANIBES, “el grupo de cereales y derivados representa la mayor fuente de hidratos de carbono (48,97%), con el pan como mayor contribuyente, seguido de los productos de bollería y pastelería”, apunta el Prof. Dr. Varela-Moreiras. “A este grupo le siguen el de la leche y productos lácteos (que aporta un 23,26% de los azúcares), las bebidas sin alcohol (18,57%), las frutas (16,78%), las verduras y hortalizas, los azúcares y dulces, y con contribuciones mucho menores, el grupo de los precocinados, el de las legumbres, el de las bebidas alcohólicas y el de los aperitivos”.