lunes, 20 de junio de 2016

El análisis de patógenos, el mejor aliado para prevenir la caída de los dientes

La caída de los dientes es una de las preocupaciones más extendidas cuando se habla de la salud bucodental en adultos. Una de las principales causas de estas pérdidas es la periodontitis, es decir, la acumulación de un grupo de bacterias que destruyen activamente el tejido, provocando reacciones inflamatorias e infecciosas que terminan con la caída de los dientes. De hecho, la Organización Colegial de Dentistas de España calcula que entre el 16 y el 30% de los españoles mayores de 35 años tiene periodontitis, y entre el 5 y el 11% alcanzan el grado de severa. La cifra es mucho mayor si se calculan todas las enfermedades de las encías, que afectan entre el 85 y el 94% de los ciudadanos de nuestro país.

La mejor forma para combatir la periodontitis es una terapia personalizada, la cual requiere inicialmente un estudio clínico previo. Gracias a un  análisis microbiológico se pueden detectar las principales bacterias patogénicas y establecer, de esta forma, cuál es la afectación de cada una de ellas. El tratamiento se completa con la administración de un antibiótico, el cual dependerá de la afectación que tenga cada paciente.

El Dr. Oscar Villazán de ADE Group, ha expresado que “en las enfermedades de las encías es vital saber el estado de las bacterias bucodentales para poder actuar rápido y con la máxima precisión. A día de hoy, la mejor forma de conocerlo es el análisis de patógenos”. En este sentido, Villazán ha añadido que “la apuesta por la prevención, con un control de la placa bacteriana y la eliminación del sarro, ayuda a combatir la caída de los dientes”.

Uno de los grandes mitos respecto la periodontitis es el factor genético de esta. Aunque estudios científicos revelan que distintas causas de la enfermedad  tienen una susceptibilidad hereditaria, no siempre se termina desarrollando periodontitis. De hecho, la única presencia de un gen afectado no causa la propia patología ya que estamos hablando de una enfermedad multifactorial influenciada por distintos factores.